Archivo de Público
Lunes, 5 de Noviembre de 2007

Gescartera dio garantías falsas a Mutualidad Policía por inversión 9 millones

EFE ·05/11/2007 - 15:06h

EFE - El financiero Antonio Camacho (en primer término), principal imputado por el caso Gescartera, con más de 4.000 afectados, durante una declaración en la Audiencia Nacional.

Gescartera entregó dos certificados de garantía falsos para avalar una inversión de 9 millones de euros (1.500 millones de pesetas) de la Mutualidad de la Policía (Mupol), a la que aseguraron que la intervención de la compañía en 2001 se debía solamente a su conversión en agencia de valores.

Así lo explicaron hoy los entonces presidente y director de Mupol, Rafael de los Reyes y José Sombrero, respectivamente, durante su declaración como testigos en el juicio que se sigue en la Audiencia Nacional contra Gescartera.

Ambos señalaron que Mupol solía invertir los excedentes de tesorería a través de diferentes entidades financieras e intermediarios del mercado y apuntaron que comenzaron a trabajar a finales de 1998 con Gescartera, con la que firmaron un contrato y con la que trataban a través del apoderado de Administración y Gestión de Patrimonios (AGP), Anibal Sardón.

Destacaron que todas las inversiones de Mupol se hacían siempre con la autorización de la Comisión Ejecutiva de la mutualidad y señalaron que las inversiones con Gescartera fueron de menos a más, siempre en renta fija, hasta alcanzar los 9 millones de euros, cantidad por la que les daban una rentabilidad mínima del 6 por ciento.

De los Reyes y Sombrero, actual presidente de Mupol, subrayaron que cuando decidieron renovar su inversión e invertir esa cantidad pidieron a Gescartera garantías de su devolución dado lo elevado de la misma.

Ante esta petición, Gescartera les entregó dos certificados de garantía a nombre de La Caixa, tanto por el principal como por los intereses, unos documentos que posteriormente resultaron ser falsos, según les confirmó la propia entidad bancaria y el peritaje al que fueron sometidos.

Los representantes de Mupol afirmaron que tras la intervención judicial de Gescartera pidieron explicaciones a Sardón y a su presidente, José Antonio Camacho -principal imputado del caso-, que les aseguraron que ésta era un "mero trámite" por su transformación de sociedad gestora de carteras en agencia de valores, por lo que no tenían por qué preocuparse.