Lunes, 5 de Noviembre de 2007

La Bolsa sigue a mediodía en zona de pérdidas y el Ibex cae un 0,48%

EFE ·05/11/2007 - 10:06h

EFE - Imagen de archivo del panel del Ibex-35.

La Bolsa española caía a mediodía un 0,48 por ciento, con los dos grandes bancos, Santander y BBVA, sufriendo pérdidas superiores al 1 por ciento, en línea con el resto de mercados europeos, todavía afectados por la crisis de Citigroup, la mayor empresa de servicios financieros del mundo.

Sobre las 12.00, el principal indicador de la Bolsa española, el Ibex-35, perdía 80 puntos, el 0,48 por ciento, y se situaba en las 15.748 unidades.

El Índice General de la Bolsa de Madrid caía un 0,49 por ciento, y el tecnológico Nuevo Mercado, un 0,20 por ciento.

La crisis política desatada el domingo en Japón con el anuncio del principal líder de la oposición de que abandonaba la política no ha sentado nada bien al mercado bursátil nipón, que acabó la sesión hundido en el terreno negativo y perdió hoy un 1,50 por ciento.

Las principales bolsas europeas incrementaban a esta hora las caídas de la apertura y, así, Londres cedía un 1,05 por ciento, París y Milán, un 0,90 por ciento, y Fráncfort, un 0,70 por ciento.

En España, los dos grandes bancos, Santander y BBVA tiraban del Ibex hacia abajo, con pérdidas del 1,77 y el 1,11 por ciento, respectivamente.

En cuanto al resto de los grandes valores del selectivo, Endesa perdía un 0,03 por ciento, mientras que Telefónica e Iberdrola sumaban un 0,04 y un 0,44 por ciento.

Repsol YPF, beneficiada por los repuntes del precio del barril de Brent, de referencia en Europa, que superaba a esta hora los 90 dólares, ganaba un 0,81 por ciento se colocaba a la cabeza de las ganancias del Ibex-35.

En el mercado continuo, Sniace y Dogi repuntaban por encima del 5 por ciento, mientras que, en el otro lado de la tabla, EADS continuaba encabezando las caídas con un descenso del 3,76 por ciento.

Poco después de las 12.00 horas el mercado continuo, donde cotizan más de 120 empresas, había negociado algo más de 180 millones de acciones por un valor de 2.650 millones de euros, de los que 389 millones correspondían al Santander y 113 millones al BBVA.