Archivo de Público
Martes, 22 de Julio de 2008

El Ibex cierra con pérdidas arrastrado por Telefónica

Las acciones de Telefónica cayeron afectadas por las declaraciones negativas de Vodafone sobre el mercado español

Reuters ·22/07/2008 - 15:49h

Juan M. Espinosa - EFE - Imagen del panel de cotizaciones de la Bolsa de Madrid, donde se muestra la caída de Telefónica ante las malas perspectivas del sector de las telecomunicaciones, que ha llevado al Ibex a perder alrededor del 3 por ciento.

El Ibex-35 cerró con pérdidas arrastrado por el desplome de Telefónica, cuyas acciones cayeron abruptamente afectadas por las declaraciones negativas de Vodafone sobre el mercado español.

Vodafone revisó a la baja sus previsiones para el año tras presentar unos resultados trimestrales desfavorables. La operadora británica, principal rival de Telefónica en el negocio móvil en España, justificó el recorte de sus previsiones con la ralentización económica y el descenso de sus ingresos en España.

"Que Telefónica baje casi un 6,0 por ciento me parece un accidente. La valoración que ha hecho el mercado para esta caída me parece excesiva", dijo Jesús Fernández, responsable de operadores de Banco Finantia Sofinloc.

Los títulos de Telefónica, el peso pesado de la bolsa española con una ponderación del 19,5 por ciento, cayeron un 5,56 por ciento a 16,32 euros. El descenso de las constructoras y de los bancos en una situación sombría para la economía doméstica también pesó sobre el mercado doméstico.

El selectivo Ibex-35 cerró con una baja del 1,48 por ciento a 11.610,1 puntos, mientras el índice general de la Bolsa de Madrid cayó un 1,57 por ciento a 1.247,06 puntos.

En este clima, los títulos de Ferrovial bajaron un 4,58 por ciento y los de Fomento de Construcciones un 2,03 por ciento.

Los dos principales bancos también se apuntaron a los recortes. Las acciones de Santander bajaron un 1,03 por ciento a 11,58 euros y los de BBVA un 1,16 por ciento a 11,93 euros. Expertos dijeron que los resultados desfavorables de American Express arrastraron a la banca europea.

Entre los perdedores también destacó Inditex, con un descenso del 3,65 por ciento a 29,29 euros en un contexto difícil para el consumo interno. Iberia, que en las últimas jornadas había recuperado algunas posiciones, cayó un 1,84 por ciento a 1,60 euros.