Archivo de Público
Martes, 22 de Julio de 2008

Karadzic vivía y trabajaba con identidad falsa

Escondido bajo pelo largo, barba y gafas y con el nombre de Dragan Dabic trabajaba en un consultorio de medicina alternativa en la capital serbia

EFE ·22/07/2008 - 12:10h

Radovan Karadzic, en su estado actual. AFP

El presunto criminal de guerra serbobosnio Radovan Karadzic, detenido el lunes en Serbia, vivía y trabajaba con identidad falsa en Belgrado, informaron las autoridades serbias.

Al ser detenido en un autobús cerca de Belgrado, Karadzic llevaba un documento de identidad con el nombre de Dragan Dabic y trabajaba en un consultorio de medicina alternativa en la capital serbia.

Vladimir Vukcevic, el fiscal serbio de crímenes de guerra y coordinador de un plan de acción para la captura de criminales de guerra, explicó hoy ante la prensa que Karadzic fue detenido anoche cerca de Belgrado, sin la ayuda de servicios secretos extranjeros.

"Lo hicimos solos, sin ayuda de fuera", dijo el fiscal en una rueda de prensa, en la que no se permitieron preguntas de los periodistas para no poner en peligro el operativo de captura de otros dos presuntos criminales de guerra.

Rasim Lajic, el ministro serbio encargado de cooperar con el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia, en La Haya, dijo en la misma rueda de prensa que Karadzic era "muy convincente" en su falsa identidad.

El ministro mostró una foto del ex presidente serbobosnio en la que se le ve con una larga barba blanca, pelo canoso y con gafas.

Según el ministro, el cambio de identidad y de imagen de Karadzic era tan bueno que ni siquiera la gente que le alquiló un piso lo reconoció.

"Creo que todo el mundo esperaba que se iba a arrestar primero a (Ratko) Maldic (el ex líder militar serbobosnio) y no a Karadzic. Toda la información que teníamos nos llevó a Karadzic", señaló Lajic ante la prensa.

"La operación se realizó después de haber seguido por un tiempo a un grupo de personas que eran sospechosas de formar una red de apoyo a Karadzic", agregó el ministro. 

La justicia serbia preparada 

La Justicia serbia está lista para enviar al presunto criminal de guerra serbobosnio Radovan Karadzic al Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), anunció hoy el fiscal especial serbio Vladimir Vukcevic.

El fiscal explicó ante la prensa en Belgrado que han comenzado ya los procedimientos para la extradición de Karadzic, detenido el lunes cerca de Belgrado. El juez encargado del caso ya ha dicho que su trabajo de instrucción ha terminado, aseguró el fiscal y agregó "que las condiciones están dadas para su traslado" a La Haya.

Según Vukcevic, el interrogatorio de Karadzic, efectuado esta madrugada, es el primer paso hacia su extradición. En total, la ley serbia prevé un plazo de nueve días para tomar una decisión final sobre su traslado al TPIY.

Este período está dividido en tres partes de tres días, uno para la instrucción judicial, uno para la apelación de la defensa y otro para decidir sobre la apelación. 

La detención

El ex presidente serbobosnio Radovan Karadzic, uno de los hombres más buscados del mundo por el genocidio de más de 7.000 musulmanes en la guerra de Bosnia se enfrentará en el TPIY a 11 cargos de crímenes de guerra y lesa humanidad presuntamente ocurridos durante la guerra de Bosnia (1992-1995), entre los que destacan el genocidio de Srebrenica y el asedio de Sarajevo.

Sin embargo, Svetozar Vujacic, el abogado del ex líder serbobosnio y presunto criminal de guerra, asegura que su defendido fue capturado el viernes pasado, aunque las autoridades serbias informaron anoche del arresto.

Según declaró Vujacic, Karadzic fue detenido hacia las 21.30 horas (19.30 GMT) del viernes en un autobús en la carretera entre Nueva Belgrado y Batajnica, una localidad a pocos kilómetros al norte de la capital serbia.

El abogado, que dijo no saber quién detuvo a Karadzic, aseguró que el arresto fue ilegal ya que de inmediato tenía que haber sido llevado ante el juez de instrucción.