Archivo de Público
Martes, 22 de Julio de 2008

Roca declara que pagó 73.800 euros al juez Urquía

El sorpresivo testimonio descoloca a la defensa del magistrado, que intentó suspender el juicio

PURA RAYA ·22/07/2008 - 10:52h

 

“Le di a Urquía 73.800 euros en metálico en mi oficina de Marbella a cambio de su ayuda en temas judiciales”. Con esta afirmación, que calificó de “nada fácil”, el ex asesor urbanístico Juan Antonio Roca inició su declaración en el juicio celebrado ayer en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía contra él, el magistrado Francisco Javier de Urquía y el francés Arnaud F. A. por una causa desglosada del caso Malaya.

Según Roca, el que fuera titular del Juzgado de instrucción 2 de Marbella le pidió ayuda para adquirir una vivienda y él se la prestó a cambio de que le favoreciese en su denuncia contra una televisión local por un presunto delito contra su intimidad.

Sin embargo, De Urquía consideró este hecho “absolutamente falso” y achacó la versión de Roca, diferente a la mantenida en la instrucción del caso, a un posible pacto para recibir “trato de favor en otras instancias”. “Mi mujer, que tiene solvencia económica, me ayudó a comprar la casa”, aseveró el juez, inhabilitado de forma cautelar para desempeñar su cargo desde julio de 2007.

Intento de suspensión

Ante el sorpresivo testimonio del ex asesor urbanístico, el descolocado letrado defensor del juez, Antonio González Cuéllar, solicitó la suspensión de la vista oral, pero la Sala rechazó su petición. A continuación, preguntó a Roca sobre el porqué de cambiar su declaración inicial. Éste respondió que venía dispuesto a “decir la verdad”, aun con la oposición de su abogado.

Al final de su intervención, el presunto cerebro de la trama de corrupción urbanística destapada en Marbella negó de manera rotunda haber llegado a un acuerdo con la Fiscalía, haber recibido amenazas o tener algún pacto con personas interesadas en condenar al juez. Contestó así a la sospecha barajada por De Urquía.

Arnaud como intermediario

Aunque el ex asesor urbanístico sostiene que entregó el dinero en mano a De Urquía, el fiscal mantiene que Arnaud F. A., de nacionalidad francesa, hizo de intermediario en el pago de los 73.800 euros. Pero el galo indicó en la vista oral que “nunca” habló con Roca por teléfono, que no mantiene relación personal con él “más allá de un par de actos sociales en los que coincidieron” y que se acababa de enterar de que “Roca pagó dinero a De Urquía”.

Por último, el imputado, que dijo no recordar las conversaciones que mantuvo con el ex asesor urbanístico, declaró que de la oficina de Roca no recogió ni un solo euro, sólo el borrador del documento de compra.
El tribunal desestimó las cuestiones previas planteadas el lunes por las defensas, relacionadas con las grabaciones telefónicas intervenidas, por lo que éstas han hecho constar su “respetuosa protesta”.