Archivo de Público
Martes, 22 de Julio de 2008

Alegría y alivio entre los políticos bosnios tras la detención de Karadzic

EFE ·22/07/2008 - 08:24h

EFE - Fotografía de archivo del 16 de enero de 1993 que muestra al líder serbobosnio Radovan Karadzic cuando explicaba a los periodistas un mapa étnico de Bosnia-Herzegovina en su cuartel general de Pale.

La detención del presunto criminal de guerra serbobosnio Radovan Karadzic, anunciada anoche por el Gobierno serbio, ha causado alegría y alivio entre los líderes políticos de Bosnia, donde se libró la peor de las guerras interétnicas de la antigua Yugoslavia.

El presidente de turno de Bosnia, el musulmán Haris Silajdic, dijo hoy en Sarajevo que "la justicia tal vez es lenta, pero se ha demostrado que siempre toca a la puerta".

"Esto es una muy buena noticia, pero no debemos olvidarnos de que Ratko Mladic (el jefe militar de los serbobosnios) sigue libre y queremos verlo detenido también", señaló a la prensa.

"La detención de Karadzic va a traer la paz, justicia y estabilidad para Bosnia, e incluso para toda la región. Espero que esto sirva como catarsis para Serbia", dijo Silajdzic

Agregó que está satisfecho de ver que el Gobierno serbio y el presidente Boris Tadic tuvieron finalmente el poder y la fortaleza de detener a Karadzic.

Por su parte, el miembro croata de la presidencia bosnia, Zeljko Komsic, señaló que "esto es una muy buena noticia para Bosnia".

Agregó que la detención de Karadzic traerá "un poco de paz y justicia a las víctimas de la guerra en Bosnia".

"Cada día que los criminales de guerra pasan en libertad es un día perdido para la Justicia y para las víctimas de los crímenes de guerra", dijo el político croata.

Komsic aseguró que la detención es también un alivio para el pueblo serbio, que ahora puede sentirse sin culpa colectiva por los crímenes de guerra.

"Esto es una buena señal sobre el Gobierno serbio, aunque consideramos que Karadzic debería haber sido detenido mucho antes".

El primer ministro de la entidad serbia de Bosnia, Milorad Dodik, dijo hoy que su Gobierno siempre ha exigido que los criminales de guerra sean encarcelados.

"Con Radovan Karadzic detenido, nos hemos librado ahora de una gran presión sobre la República Serbia (de Bosnia). Pero tenemos que saber que esto significa que la República Serbia no es responsable de los crímenes de guerra. Karadzic deberá defenderse personalmente ahora", señaló en unas declaraciones a la prensa bosnia.

Agregó que está satisfecho de que todo el mundo pueda ver que Karadzic no se escondió en la entidad serbia de Bosnia.