Archivo de Público
Lunes, 21 de Julio de 2008

Crímenes que salen gratis

Una familia de Sevilla pide ayuda para hallar al autor de un atropello mortal 

OLIVIA CARBALLAR ·21/07/2008 - 21:33h

Adán Lamilla, cuando iba de vacaciones al pueblo de su madre, siempre acompañaba a la abuela Gregoria a hacer la compra, para que no tuviera que coger peso. Entonces era un niño. Hoy, Adán, tiene 23 años, está a punto de terminar Medicina y no ha perdido ni un gramo de responsabilidad. Su padre, Gerardo, murió atropellado el pasado marzo, abandonado como un perro en el arcén de una carretera de Sevilla. Nadie ha pagado por ello. Y en esas está su hijo, dejándose la piel para que la muerte de Gerardo no le salga gratis a quien lo dejó tirado y se dio a la fuga.  

“Lo que en principio puede ser un accidente, deriva en delito; alguien ha dejado abandonado a mi marido, y si lo hubieran socorrido, quizá hoy estaría vivo”, lamenta Fefi Fernández, la madre de Adán y viuda de Gerardo. El delito de omisión del deber de socorro está penado con hasta cuatro años de cárcel. La memoria de la Fiscalía General del Estado de 2007 contabilizó 351 casos en toda España. En lo que va de año, al menos 79 personas han muerto atropelladas en carretera, según la Dirección General de Tráfico.

Piezas de un Seat León

El hallazgo del cuerpo de Gerardo, el pasado 17 de marzo en la cuneta, puso punto final a casi dos semanas de búsqueda y desesperación: su familia lo vio por última vez el día 6, cuando salió de casa a comprar repuestos para el coche. Nunca volvió. La autopsia, practicada con el cadáver en avanzado estado de descomposición, indicó que las heridas apuntaban a un atropello.

La Policía sólo cuenta con dos pistas: restos de piezas de un Seat León y una frenada corta en la calzada, bien de una furgoneta, bien de un camión pequeño. Las imágenes que grabaron las cámaras están borrosas. Por eso la familia de Gerardo confía ahora en la colaboración ciudadana.

En Sevilla, el número de delitos por omisión de socorro ha disminuido un 36% tras el caso Farruquito, que terminó en una condena de tres años de cárcel para el bailaor. Los 14 conductores que huyeron en 2004 se redujeron a 9 en 2006.Fefi, Adán y Álvaro, el hijo menor del matrimonio, no pararán hasta encontrar al que negó auxilio a Gerardo.