Archivo de Público
Lunes, 21 de Julio de 2008

Tripartito y CiU se unen contra el ‘plan Solbes’

Castells reivindicará el Estatut en la reunión de hoy del Consejo de Política Fiscal

ALBERT MARTÍN VIDAL ·21/07/2008 - 20:47h

Cuando Antoni Castells entre hoy en el Consejo de Política Fiscal y Financiera lo hará representando al 87% de los diputados del Parlament y con una sola idea en su cabeza: reivindicar ante el ministro Pedro Solbes el cumplimiento de lo que el Estatut dispone en materia de financiación e intentar que el Gobierno cambie diametralmente su discurso.

El conseller de Economia escenificó ayer con CiU la unidad de los partidos catalanes ante unas negociaciones que se presentan difíciles tras lo anunciado por el ministro de Economía la pasada semana. Su aviso de que negociaría con todas las comunidades de forma simultánea, y no bilateralmente con Catalunya, como señala el Estatut, y de que cederá en torno al 50% de los impuestos -el texto catalán reclama el 50% de IVA e IRPF y el 58% de los impuestos especiales-, han abonado el terreno para que los partidos catalanes acudan unidos a la cita, con la salvedad de un Partido Popular que en los próximos días se reunirá con el Govern para debatir la cuestión.

"Rechazo frontal y total"

Así, el tripartito y el principal partido de la oposición se reunieron ayer para consensuar estrategias y mostrar unidad ante Solbes. Tras una reunión en que participaron Castells (PSC), el conseller de Innovació, Josep Huguet (ERC), Martí Carnicer (PSC), Antoni Soy (ERC) y Joan Boada (ICV-EUiA), por parte de la Generalitat, y Francesc Homs, Antoni Fernández Teixidó y Antoni Castellà por parte de los nacionalistas, la conclusión fue inequívoca y resumida así por Homs: "Rechazo frontal y total al plan Sobes". El diputado convergente recordó que el Estatut es una "ley orgánica, ratificada por las Cortes" y anticipó que la postura de la parte catalana será explícita. "No discutimos sobre financiación, simplemente hay que aplicar la ley", manifestó.

A pesar de que las partes evitaron especificar cuáles son sus perspectivas y dónde fijan la línea de lo inaceptable, sí trascendió el rechazo de CiU ante la posibilidad de hacer un frente común con la Comunidad Valenciana. "En materia de financiación, nuestros estatutos se parecen como un huevo y una castaña", dijo Homs.

Castells, por su parte, reivindicó la negociación bilateral con el Estado: "Con los amigos de Valencia nos tenemos que entender, pero eso no quiere decir que vayamos a hacer un frente común ni que renunciemos a la bilateralidad". El objetivo del conseller ante la reunión de hoy es expresar el rechazo catalán a una financiación común y retrasar sus propuestas hasta la reunión que se celebrará el próximo lunes entre el Gobierno y la Generalitat de Catalunya.