Archivo de Público
Lunes, 21 de Julio de 2008

El 60% de los humedales han desaparecido en cien años

Más de 700 expertos se reúnen en Brasil para buscar soluciones

BERNARDO GUTIÉRREZ ·21/07/2008 - 20:32h

AFP - Aves migratorias en el parque de Doñana, en una imagen de archivo.

Producen el 25% de los alimentos del mundo. Purifican agua. Abastecen manantiales. Actúan como tapón contra tormentas. Garantizan la caza y la pesca. Regulan la temperatura y el nivel de las aguas. Previenen inundaciones. Y, por si fuera poco, contienen una auténtica bomba de gases de efecto invernadero: 771.000 toneladas. Sin embargo, los humedales juegan en la segunda división de la conciencia ecológica. Pocos apuestan claramente por su conservación o recuperación.

La Conferencia Internacional de Áreas Húmedas (Intecol, por sus siglas en inglés), que se celebra desde ayer en la ciudad brasileña de Cuiabá hasta el próximo viernes, pretende revertir la situación. Más de 700 científicos de 28 países buscarán soluciones y propondrán una agenda verde en esta conferencia apoyada por la ONU.

Que la conferencia de la Intecol se esté celebrando en Cuiabá no es ninguna casualidad. La capital del Estado de Mato Grosso se encuentra varada a las puertas del Pantanal, considerado el mayor humedal de América Latina. Con una extensión de aproximadamente 200.000 kilómetros cuadrados, el Pantanal se extiende por tierras brasileñas, bolivianas y paraguayas. Y alberga una biodiversidad que en si misma justificaría cualquier sugerencia de acción verde de la Intercol: 3.500 especies vegetales, 657 especies de aves, 1.100 de mariposas, más de 80 de mamífero. El Pantanal alberga la mayor biodiversidad acuática del mundo. Y sin embargo, está cercado y amenazado. El 17% de su cobertura vegetal ha desaparecido, según un estudio de Conservación Internacional (CI).

La salud del Pantanal resume la del resto de los humedales, que han desaparecido en un 60% en cien años. Y por eso, la Intecol pretende lanzar desde Cuiabá su mensaje al mundo. “Los humedales absorben carbono y moderan los niveles de las aguas”, asegura Paulo Teixeira, coordinador del Programa de Medio Ambiente del Pantanal brasileño.

Antes de las conclusiones y sugerencias finales, la Intecol ha lanzado en su página web algunos estudios, como el que prueba que, en Nigeria, el mantenimiento de los humedales proporcionaría un beneficio en pesca, madera y alimentos 30 veces mayor que su conversión en cultivos de arroz.

 

Un problema que parece no tener final

En España y Grecia se drenaron el 60% de los humedales durante el siglo pasado. Utilizar sus aguas para el riego agrícola es uno de los motivos de la sequía de estas reservas naturales, como en el caso de Doñana, donde el nivel del agua se está reduciendo un metro cada dos años, según los datos de Intercol.

En Malasia, el 90% de los humedales de agua dulce ha sido drenado para el cultivo de arroz.

Los humedales de la zona mediterránea se encuentran entre los más amenazados del mundo, en buena parte debido al excesivo desarrollo urbanístico.