Archivo de Público
Lunes, 21 de Julio de 2008

"Los actores agradecen una imagen idealizada de ellos"

El fotógrafo Pedro Usabiaga ha retratado a los grandes rostros del celuloide internacional

ALEX CARRASCO ·21/07/2008 - 19:17h

PEDRO USABIAGA - Ariadna Gil y Maribel Verdú ríen, cómplices, ante la cámara del fotógrafo vasco.

El éxito mundial le llegó de la forma más insospechada: por pelotas. Hoy, con la exposición que acaba de inaugurar en la sede del Parlamento Europeo en Madrid, Made in Europe, Pedro Usabiaga (San Sebastián, 1959) demuestra que no es sólo capaz de desnudar a la realeza del fútbol español, sino también de desvestir emocionalmente a los hombres y mujeres más representativos del nuevo cine europeo. Sus célebres y rotundos desnudos masculinos han dejado paso a un universo intimista,  en el que se mueven nuevos galanes como Alessandro Gassman, realizadores esquivos como Julio Medem, o la diva más actual del celuloide francés, Audrey Tautou.

¿Qué es lo que le une tan estrechamente al mundo del cine?

Sobre todo mi afición. Cuando empecé a estudiar fotografía uno de mis grandes referentes fue el mundo del cine, en particular aquellas películas donde la imagen era muy importante, como en Luna de papel, de Peter Bogdanovich. Después he tenido la oportunidad de colaborar con numerosos directores y de cubrir rodajes para diversas revistas.

Usted también se considera ‘made in Europe’?

Creo que sí, la verdad. Soy un vasco bastante afrancesado, he podido vivir en numerosos países, por lo que no suelo sentirme turista en casi ningún sitio de Europa.

También ha trabajado en EEUU junto a actores de la talla de Tom Cruise, Brad Pitt, Sharon Stone…

Me gusta mucho el cine americano, sin duda es el gran referente dentro del mundo del cine. Trabajando junto a personajes de ese calibre he llegado a entenderlo aún mejor. Aunque en los años setenta, cuando empecé a formarme, eran tan importantes los creadores europeos como Polanski, Truffaut y Visconti, como los norteamericanos.

¿Es cierto que los actores estadounidenses tienen más madera de estrella que los europeos?

Están mucho más acostumbrados a posar y realizar reportajes como el de esta exposición, donde se busca un retrato original del personaje, algo que se iniciaron revistas como Vanity Fair e Interview, fundada por Warhol. Pero también Francia cuenta con divas muy acostumbradas, como Catherine Deneuve y Fanny Ardant.

Ambas pertenecen a la vieja escuela. ¿Alguna actriz nueva que pueda plantarle cara a las hollywoodienses?

Juliette Binoche o Audrey Tautou poseen ese halo de gran estrella. Y en España también hay una nueva generación de actores y actrices que están marcando un cambio muy fuerte, sobre todo profesionales como Penélope Cruz, Javier Bardem, Maribel Verdú y Ariadna Gil, que son conscientes de que para promocionar una película es importante el retrato que la acompaña. Hace unos años no era así, a los actores no les apetecía hacer absolutamente nada.

¿Hasta qué punto los actores son conscientes de la importancia de este tipo de retratos en su carrera?

Cualquier trabajo promocional es importante, sobre todo ahora que estamos tan acostumbrados a ver a las celebridades saliendo de una fiesta con una borrachera espantosa. Ahora los actores buscan y agradecen más una imagen cuidada e idealizada de ellos.

¿Es cierto que ahora es posible retratar a los actores en circunstancias que antes eran imposibles?

Sí. En el pasado se mimaba más la leyenda del personaje. Antes no existían las macropromociones de ahora, donde Tom Cruise se pasea por Nueva York, Cannes, San Sebastián y Tokio. Creo que la sobreexposición mediática ha sido la culpable del bajón de muchos actores y actrices. Hay que saber dosificarse.

Aunque en su última época se ha dedicado más a las mujeres, su trabajo más conocido gira en torno al desnudo masculino. ¿Siente que ha contribuido a romper el pudor masculino?

Lo del pudor masculino es una gran hipocresía. Si vas a cualquier discoteca y entras en el baño de los chicos, verás que todos están frente al espejo retocando su look. Exactamente igual que ellas. Lo que sí es cierto es que hay ciertos ambientes donde parece que está un poco más soterrado, pero cada vez son menos. Cuando he llegado a casa de futbolistas y actores, ¡tenían casi más cosmética que sus novias! Vanidosos somos todos.

Richard Avedon sometía a las celebridades a sesiones de ocho horas. ¿Cuál es su técnica?

Conversar previamente, sincera y directamente.