Archivo de Público
Domingo, 20 de Julio de 2008

Costa Rica cree injusto que la UE diga que la disputa del banano puede bloquear la Ronda de Doha

EFE ·20/07/2008 - 19:34h

EFE - El ministro de Comercio Internacional de Costa Rica, Marco Vinicio Ruiz.

El ministro de Comercio Internacional de Costa Rica, Marco Vinicio Ruiz, consideró hoy "totalmente injustos" los comentarios del comisario europeo de Comercio, Peter Mandelson, en relación con que la disputa sobre el banano podría ser la causante de un eventual bloqueo de la Ronda de Doha.

"Decir que estamos bloqueando o poniendo en riesgo las negociaciones es injusto", dijo Vinicio, quien está en Ginebra para la reunión de ministros de la Organización Mundial de Comercio (OMC) que empieza mañana en Ginebra.

Los observadores y negociadores consideran que esta reunión es la verdadera última oportunidad de relanzar las negociaciones destinadas a profundizar la liberalización del comercio mundial, pues de lo contrario se teme que estén condenadas al fracaso.

Según el ministro costarricense, la cuestión del banano es "un problema mínimo que no podría provocar la paralización de la Ronda" y juzgó que este tema "se está utilizando como una cortina de humo para esconder los problemas reales".

El más grave de ellos -dijo- es la necesidad imperiosa de que los países más poderosos recorten significativamente sus subvenciones agrícolas, que distorsionan el comercio internacional.

La Unión Europea mantiene un antiguo contencioso comercial con un grupo de países latinoamericanos cuyas exportaciones de banano al mercado comunitario están gravadas con un arancel de 176 euros por tonelada.

Los más afectados por esa política son Ecuador, el primer productor mundial, Costa Rica, Panamá y Colombia.

Mientras tanto, ese mismo fruto procedente de los países del grupo África, Caribe y Pacífico (ACP) están exentos de todo arancel hasta las 775.000 toneladas anuales, como parte de un mecanismo de preferencias comerciales que favorece a las ex colonias europeas.

Una de las consecuencias más visibles de esta situación ha sido que gran parte de las inversiones de grandes compañías bananeras que estaban en Latinoamérica "se han ido a África", afirmó el ministro.

El responsable de Comercio de Costa Rica también recordó que sendos arbitrajes de la OMC han avalado la posición de los latinoamericanos, pero la UE los ha incumplido.

"No podemos admitir que Mandelson nos culpe por buscar la aplicación de arbitrajes de la propia OMC que confirmaron que el sistema europeo de importación de banano es "totalmente discriminatorio".

"No pedimos una concesión, sino que (la UE) cumpla con su obligación", agregó.

Vinicio defendió que "todo lo que hemos hecho es buscar una solución a ese tema para lograr una mayor liberalización de los mercados agrícolas".

Asimismo, rechazó que el negociador europeo "intente colocar el peso de un eventual acuerdo en los países que defienden la liberalización de los productos tropicales", tal como se convino cuando se lanzó la Ronda de Doha en 2001.

Los países en litigio por el banano encargaron al director general de la OMC, Pascal Lamy, que mediara en este asunto y les presentara una propuesta equilibrada, lo que hizo recientemente.

Según el representante costarricense "los límites de esa propuesta estaban dentro de lo adecuado", pues implicaba una rebaja inmediata del arancel -a partir del 1 de enero de 2009- "que compensaba los años de incumplimiento de los arbitrajes de la OMC a nuestro favor".

Sin embargo, dijo que los países ACP se han manifestado en contra del arreglo propuesto por Lamy.

"Nosotros respetamos el mecanismo de preferencias entre la UE y sus ex colonias, pero al hablar de comercio global, hemos llegado a un momento en el que hay que superar ese discurso", anotó Vinicio.