Archivo de Público
Domingo, 20 de Julio de 2008

Gerrans gana en Prato Nevoso y Schleck le arrebata el liderato a Evans

Sastre fue sexto en la meta y sigue como el mejor español de la general

EP ·20/07/2008 - 18:00h

El ciclista australiano Simon Gerrans (Credit Agricole) se hizo con el triunfo en la estación italiana de Prato Nevoso, en la decimoquinta etapa del Tour de Francia, por delante del español Egoi Martínez (Euskaltel Euskadi) y del estadounidense Danny Pate (Garmin), en el día en el que Franck Schleck (CSC) arrebató el maillot amarillo a Cadel Evans (Silence Lotto).

La escapada formada en los primeros compases de la etapa por Egoi Martínez (Euskaltel-Euskadi), José Luis Arrieta (AG2R), Danny Pate (Garmin) y Simon Gerrans (Credit Agricole) llegó la subida final a la estación invernal de Prato Nevoso con una ventaja de más de nueve minutos sobre el pelotón, que administró Gerrans para llegar a meta con más de cuatro minutos sobre los favoritos.

El luxemburgués Franck Schleck (CSC) se colocó como nuevo líder de la carrera después de que el australiano Cadel Evans cediese en los últimos kilómetros, lo que aprovecharon Bernard Khol (Gerolseiner) y Carlos Sastre (CSC) para llegar destacados de los favoritos y acercarse al maillot amarillo, del que el abulense se queda a menos de cincuenta segundos.

Sastre, el mejor español

Sastre fue sexto en la meta de Prato Nevoso y sacó 20 segundos al ruso Denis Menchov, 38 a su compañero Schleck y 47 al australiano Cadel Evans. Pero no subió ninguna plaza en la general, donde es sexto a 49 segundos del nuevo líder. Evans le saca 41 segundos y Menchov once.

Sastre aseguró tras la etapa de hoy, en la que ganó tiempo a todos los favoritos, qu necesita recortar más segundos si quiere tener opciones de ganar la carrera, porque falta una contrarreloj larga antes del final.

"Ha sido un día bueno para el equipo, mis compañeros han hecho un trabajo excepcional. Estoy contento porque hemos logrado el objetivo del día", afirmó el ciclista del CSC en referencia al maillot amarillo de su compañero de equipo, el luxemburgués Franck Schleck.

El abulense dio a entender que seguirá atacando en las etapas alpinas que quedan. "Mañana (jornada de descanso) hay que descansar y luego seguir atacando. No puedo llegar con este tiempo a la contrarreloj porque no tengo nada que hacer. La carrera está más abierta que nunca", dijo.

Sastre no se peleará con Schleck por el liderazgo del equipo.

"Las opciones del equipo son bonitas, importantes, tenemos opciones abiertas. Todo el mundo ha visto que hemos jugado en beneficio del equipo. Franck y yo estamos concienciados de que si él puede aguantar en montaña le voy a ayudar y si no él me ayudará a mi. Con armonía todo es más fácil", afirmó.

El español volvió a señalar a Menchov como uno de los hombres fuertes de la carrera. "La caída que ha sufrido le ha frenado, si no habría sacado más ventaja. Sigo pensando que es un corredor con claras opciones", afirmó.

También se refirió a la táctica defensiva de Evans. "Parece que va al límite, sufre pero no se queda", dijo.

La etapa estuvo marcada por la aparatosa caída de Pereiro.