Archivo de Público
Domingo, 20 de Julio de 2008

La seo gótica más francesa de España, en el mejor momento de su historia

EFE ·20/07/2008 - 11:37h

EFE - La Catedral de León, la más representativa del gótico francés en España, vivirá en 2010 el mejor momento de su historia, una vez concluyan las obras de restauración que se realizan, las últimas recién iniciadas.

La Catedral de León, la más representativa del gótico francés en España, atravesará el "momento más glorioso de su historia" en el 2010, una vez concluyan las diferentes obras de restauración que se acometen en la misma, las últimas, la reparación de las cubiertas, pináculos y demás adornos, recién iniciadas.

"Probablemente hayan tenido que desprenderse dos de sus gárgolas de la fachada para que la sociedad se haya volcado en ella", ha explicado a EFE el administrador de la seo, Jacinto Gutiérrez, con motivo del inicio, a primeros de mes, de las obras comprometidas por el Ministerio de Cultura, por 688.370,97 euros, y que tienen un plazo de ejecución de un año.

La Catedral de León está asentada sobre unas termas romanas del siglo II, comenzó su construcción hacia el año 1205 y está inspirada en la Catedral francesa de Reims.

El templo ha estado sometido a múltiples procesos de restauración, el último más fuerte, el del siglo XIX cuando la seo estuvo cerrada al culto durante 40 años.

En diciembre de 2006, se desprendieron, con intervalo de cinco días, dos de sus gárgolas, del siglo XIII y de 80 kilogramos de peso, un episodio que hizo saltar las alarmas sobre el estado de la conservación de la piedra de la conocida como "Pulchra Leonina".

Más de un millar de personas salieron por entonces a la calle en la ciudad en un acto de protesta en el que reclamaron a las administraciones que no se cayera ni una piedra más.

Este suceso consiguió, lo que hasta entonces parecía imposible, sentar a representantes de todas las administraciones en una misma mesa, el 9 de enero de 2007, para buscar soluciones.

Por entonces, la Junta de Castilla y León comenzó las obras de restauración del triforio y del cuerpo superior de la cabecera de la seo, además de las vidrieras del presbiterio, ello con un presupuesto de 1,8 millones de euros y un plazo de ejecución de 4 años.

Como consecuencia de aquella reunión, la Administración central, también comprometió inversiones en el templo, cuyas obras acaban de comenzar.

Éstas consisten básicamente en la restauración de las cubiertas altas de teja árabe y las partes ornamentales, como la crestería perimetral, además de los pináculos, entre otras.

"No será fácil encontrar un momento en la historia como éste", ha dicho el administrador, que, no obstante, ha reconocido que "la catedral es como un pozo sin fondo, cuando acabas por un lado tienes que empezar por otro".

De momento, "las gárgolas -que se cuentan por decenas- están a salvo; cuando se cayeron se hizo una revisión integral y se puso una especie de arnés de acero inoxidable para evitar que en caso de desprendimiento se cayeran".

"Ahora están sujetas; aunque espero que se haga la cosa en serio y se hagan otras nuevas, porque las que hay están muy porosas", ha explicado.