Archivo de Público
Sábado, 19 de Julio de 2008

La crisis es más rentable en España que en Europa

La rentabilidad de los depósitos ha subido más y el precio de las hipotecas, igual

VIRGINIA ZAFRA ·19/07/2008 - 22:15h

De todas las crisis se pueden obtener enseñazas positivas y en ocasiones hasta se les puede sacar rendimiento. Eso último es lo que están haciendo, casi sin saberlo, los hogares y empresas españoles. El rendimiento de sus depósitos bancarios ha crecido en los últimos meses en mucha mayor medida que en el resto de Europa, mientras que los tipos de interés que pagan por las hipotecas ha crecido en idéntica proporción.

La explicación a esta ventaja es que las entidades españolas recababan habitualmente su liquidez en los mercados internacionales de financiación y éstos ahora están cerrados. Sin embargo, sus competidores de otros países recurrían en mayor medida a los recursos que proporciona el Banco Central Europeo (BCE) y no han notado tanto las restricciones de dinero.

Las entidades españolas están haciendo los mayores esfuerzos de captación de depósitos a largo plazo entre las empresas

Por eso, los bancos y cajas que operan en España se ven obligadas ahora a pagar mucho más caros los depósitos de lo que lo hacían en el pasado, algo que repercute a favor de los bolsillos de los hogares y de las cuentas de las empresas. Además, su necesidad está haciendo que se esfuercen mucho más en este negocio, en el que antes no se centraban tanto porque preferían los fondos de inversión o de pensiones que generan muchas más comisiones.

La rentabilidad de los depósitos de los hogares a menos de dos años ha crecido en España 0,83 puntos desde que se inició la crisis

A cambio de estas ventajas, traducidas en subidas superiores a 0,75 puntos en los rendimientos de los depósitos a corto plazo, los usuarios tienen cada vez más difícil conseguir un crédito. No sólo porque son más caros que antes, sino sobre todo porque las entidades se lo piensan mucho más antes de concederlos por su falta de liquidez.

Depósitos a corto. Casi un punto más rentables

La rentabilidad de los depósitos de los hogares a menos de dos años ha crecido en España 0,83 puntos desde que se inició la crisis en agosto pasado, frente al ascenso de 0,36 puntos registrado en la Unión Europea. De esta manera, la rentabilidad que se paga en las sucursales españolas se ha igualado con la media de sus competidores de la región en el entorno del 4,3%. En el caso de las empresas, la diferencia ha sido menor, de 0,75 puntos frente a 0,53 puntos de la UE.

Depósitos a dos años. Mayor rédito a empresas

Las entidades españolas están haciendo los mayores esfuerzos de captación de depósitos a largo plazo entre las empresas, que son las que tienen más fondos para invertir. La rentabilidad de los depósitos a más de dos años ha subido 0,65 puntos para las compañías y 0,26 puntos para los particulares. Pese a que en los últimos meses ha subido en mayor medida en España, en Europa siguen siendo medio punto más rentables los depósitos a largo plazo de empresas y hogares.

Hipotecas. Idéntico ritmo de ascenso

La comercialización de hipotecas se ha ralentizado de forma radical en España, tanto por la caída de la demanda como por las dificultades que pone la banca para concederlas, pero sus márgenes no han subido prácticamente. Las que se conceden son sólo 0,28 puntos más caras que hace diez meses, según los datos del Banco de España y del BCE. En la Unión Europa, la subida en este periodo ha sido idéntica. De esa forma, los precios medios están entorno al 5,35%.

Créditos. En España suben más

Los créditos al consumo de los hogares han subido casi un punto, hasta el 10,68% de interés, mientras que en Europa han ascendido 0,61 puntos, hasta el 8,67%, muy por debajo de la media nacional. En los créditos a empresas también se ha producido una peor evolución en España, pues los de más de un millón de euros se han encarecido 0,43 puntos, frente a los 0,24 puntos de la UE. Después de muchos años, ya son más caros en España.