Archivo de Público
Sábado, 19 de Julio de 2008

Pedro Solbes se convierte en el rostro del Gobierno

Los mensajes tranquilizadores del ministro de Economía empiezan a perder fuelle. Todos los miembros del Gobierno comparecieron antes del 1 de julio. Aído todavía no convence

PÚBLICO ·19/07/2008 - 19:44h

Solbes, en una sesión del Congreso. EFE

Los cien primeros días del segundo Gobierno de Zapatero se han ido en un soplo o, mejor, en un ciclón provocado por la crisis económica que ha copado los titulares de prensa y cierto espacio de algún diario extranjero. Por ejemplo, el de The Wall Street Journal con su ‘Spain's once-hot economy faces recession' del pasado 8 de julio, que cuenta quién ha visto y quién ve a España, de la casi exhuberancia económica pasada a la "recesión" actual.

Las dificultades de la economía protagonizaron, por tanto, esta etapa y su gestor en el Gobierno ha sido la imagen más buscada. Y encontrada. Pedro Solbes compareció hasta tres veces en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros para tratar de calmar los ánimos. Pero la cosa no marcha, a los ministros se les ve desconcertados y a Solbes se le espera a final de mes con nuevas medidas.

El resto de departamentos ha tratado de seguir la línea anterior, especialmente aquellos que repiten titular (Justicia, Sanidad, Cultura, Fomento, Educación, Interior, Asuntos Exteriores, Administraciones Públicas y Presidencia).

‘Ministerios estrella'

Más difícil lo han tenido los llamados ministerios estrella, por sus nombramientos inesperados, como el de Defensa o el de Igualdad, este último de nueva creación y muy cuestionado por la peculiar gestión de su titular, Bibiana Aído. Carme Chacón, pese al ciclón por su nombramiento -primera mujer al frente de Defensa y primera ministra embarazada-, no ha cosechado ninguna crítica reseñable.

Quienes trabajan por ocupar el hueco que les corresponde en esta legislatura son las ministras de Ciencia e Innovación y de Vivienda, Cristina Garmendia y Beatriz Corredor. Ambas se revelan por su solvencia como dos de los grandes aciertos de Zapatero.

Miguel Sebastián se ha ganado al sector empresarial -que conoce bien- desde Industria y desbordada parece Elena Espinosa en su macroministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino. Dicen que necesita tiempo, aunque, en realidad, todos hicieron sus deberes oficiales y comparecieron ante el Parlamento para dar cuenta de su proyecto de Legislatura antes del 1 de julio. Un tiempo récord, aunque la economía lo nubla todo.