Archivo de Público
Sábado, 19 de Julio de 2008

El PP receta ajustes y liberalizaciones contra la crisis que cree una oportunidad

EFE ·19/07/2008 - 16:53h

EFE - El vicesecretario general de Política Autonómica y Local del PP, Javier Arenas, durante una intervención.

El PP abogó hoy por realizar ajustes y liberalizaciones como algunas de las recetas para solucionar la crisis económica que vive el país y que a su juicio es una oportunidad para construir un proyecto común, ya que el PSOE se ha dedicado a "dividir" a los españoles.

Así al menos lo han expresado hoy tanto el vicesecretario general de Política Autonómica y Local, Javier Arenas y el portavoz de Economía en el Congreso, Cristóbal Montoro, en la Escuela de Verano que el PP celebra en Sanxenxo (Pontevedra) con el título "Soluciones para la crisis".

Arenas ofreció por la mañana un relatorio sobre la crisis y el empleo, en el que acusó al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero de haber impedido a "muchas familias" y las pequeñas y medianas empresas prepararse para la crisis económica, por lo que consideró que la "recesión ha sido una de las más virulentas que se recuerdan".

Según el dirigente del PP, "los socialistas son grandes expertos en convivir con la crisis" y el PP en solventarla, al tiempo que ha reprochado al Gobierno su "pasividad" y su intención de "engañar" sobre la economía.

A su juicio, "el gran hito del PP" no es sólo haber "diagnosticado bien" la crisis y no haber "engañado a nadie", sino "demostrar que la mejor política social es aquella que conduce a la creación de empleo".

Las alternativas a la crisis esgrimidas tanto por Arenas como por Montoro pasan por bajar impuestos, diseñar un plan específico para las Pymes, ejecutar reformas que aumenten la competencia y el control de la inflación y el consenso con los agentes sociales, así como la austeridad en las administraciones públicas y la liberalización del sector servicios.

Además, sobre el modelo de financiación propuesto por el Gobierno, que Arenas calificó de "disparate" por sus contradicciones, Montoro aseguró que este tema se debate en un momento en el que la crisis económica se está convirtiendo también en una crisis política, algo que ya comienza a hacerse evidente en las votaciones en el Congreso.

Por otra parte, Arenas dejó un recado a la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, a quien le ha pedido que se dedique a "arreglar lo de Estepona" y disolver su Ayuntamiento en vez de manifestar "todos los días" su "animadversión" y "tirria" hacia Galicia, una frase que fue acogida con júbilo por el auditorio.

El dirigente del PP acompañó al líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, en un recorrido por el paseo del Silgar en Sanxenxo, con más de treinta grados y con la playa abarrotada hasta una carpa instalada por los populares gallegos para denunciar los tres años de "decepciones" del bipartito en la Xunta y escuchar a los ciudadanos.

En ese foro, Arenas abogó por un "galleguismo constitucional", como el que defiende Feijóo, de quien ensalzó su figura y su trayectoria, y advirtió sobre los nacionalismos "insolidarios", que a su juicio hay en España.