Archivo de Público
Sábado, 19 de Julio de 2008

"La ganancia de las operadoras llega al 90% en el roaming"

Llegó hace año y medio para montar la ‘low cost’ del móvil. Quiere quedarse.

ANA TUDELA ·19/07/2008 - 18:15h

Yoigo. El cuarto operador móvil, compite en España contra Movistar, Vodafone y Orange con 78 empleados directos y un total de 1.500 si se suman los subcontratados. Vodafone, por ejemplo, alcanza 4.000 empleados directos. La inversión en publicidad al año de Yoigo no pasa de 17 millones de euros, frente a los entre 80 y 100 millones de sus tres rivales. No ha tenido ni una tienda en exclusiva hasta ahora. Acaba de abrir seis en régimen de franquicia (no asume los gastos) y espera llegar a 75 a cierre de año. Orange, la más pequeña de las tradicionales, tiene 1.900 establecimientos exclusivos y va a invertir 100 millones en abrir otros 300.

El coste de captación de un cliente de Yoigo está en torno a los 100 euros, frente a los 150 de media de las demás. Y es que Yoigo se gasta la mitad que las otras en cada teléfono que subvenciona. Tiene 2.000 antenas, de las que 700 son con el emplazamiento (azotea u otra ubicación) compartido con otro operador. Eso supone sólo el 2,8% del total de antenas instaladas en el país.

Todo es menos en Yoigo, salvo la captación de clientes, ya sea altas nuevas (19% del total hasta abril) o portabilidades procedentes de otra compañía. Hasta el tamaño de los pantalones del consejero delegado, Johan Andsjö, a punto de salir de vacaciones en el momento de esta entrevista, es más corto que el que emplearía cualquiera de sus homólogos en una situación similar. ¿Marketing?  

A cierre de 2007, Yoigo tenía el 0,9% de los clientes y el 0,2% de los ingresos. ¿Eso es sostenible?

Probablemente se deba a que nuestros precios son muy baratos. Un cliente ahorra entre un 30% y un 50% cuando viene a Yoigo. Y sí, es sostenible. Las otras firmas no quieren entrar en la guerra de precios.

Sus rivales se quejan del intervencionismo de Bruselas y especialmente de Viviane Reding y sus rebajas de tarifas, como las de ‘roaming’. ¿Qué opina?

El negocio de roaming internacional es un negocio de intercambio. Negocias con el operador de otro país porque puedes ofrecerle millones de minutos de tus clientes cuando viajan allí a cambio de los de sus clientes cuando vienen a tu país. Así se puede cerrar un precio. Nosotros no podemos ir a un operador y decir que queremos su tráfico, porque no tenemos nada que ofrecer. Por eso nos viene bien que bajen los precios mayoristas. Si Reding puede ayudar, es bueno para Yoigo.

¿Qué margen de ganancia deja el ‘roaming’?

De media, el 90% de margen por recibir visitantes de un operador de otro país que utilizan la red propia. Cuando un cliente propio visita otro país, el margen es inferior al 10%. Se lo lleva todo el propietario de la red.

¿Cómo pueden competir con el resto en acceso a Internet a través del móvil?

Nos dirigimos a un usuario que quiere algo sencillo sin compromiso de permanencia. Además, tenemos como público objetivo a los jugadores. Antes de lanzar la oferta de 25 euros al mes con módem USB teníamos 15.000 jugadores al día utilizando Yoigo como proveedor de banda ancha, no de móvil. Es porque nuestra red de IP (Internet Protocol, red por la que circulan los datos) está directamente conectada al núcleo de la red internacional de TeliaSonera (principal propietaria de Yoigo) que tiene, por ejemplo, todos los servidores del Blizzard para los juegos del World of Warcraft. Por eso el ping time (tiempo de respuesta cuando se juega on line) es mucho mejor en comparación a otras redes. Un jugador no necesita más de 36 kbps de descarga sino una respuesta muy rápida. Por eso un Giga de datos al mes es suficiente para el 95% de nuestros clientes.

Competencia investiga por qué Movistar, Vodafone y Orange subieron a 15 céntimos el establecimiento de llamada cuando entró en vigor el cobro por segundos. Yoigo lo dejó en 12 céntimos. ¿Qué cree que ocurrió? ¿Matemáticas?

No tengo ni idea. No son matemáticas pero no quiero especular. En Suecia, por ejemplo, el coste es diferente entre diferentes planes de tarifas, pero también hay que recordar que no hay muchos países en Europa donde no se pueda cobrar por minuto, como ocurre en España. Además, no son muchos los clientes que entienden qué es el establecimiento de llamada. No se preocupan por ese coste lo que hace que, para nosotros, que cobramos 12 céntimos, no sea una ventaja. Deberían valorarlo porque es una parte importante de la factura y el 20% de los ingresos de las operadoras.

¿Está justificado cobrarlo?

Sí. Los operadores todavía cobran por minutos la interconexión (lo que un operador paga a otro cuando sus clientes se llaman entre sí). Si un cliente de Yoigo llama a un cliente de otra compañía y la llamada es de diez segundos, Yoigo tiene que pagar un minuto completo al operador al que llama mi cliente. Si cobrase al cliente los diez segundos sin cobrar el establecimiento, esa llamada tendría un ingreso negativo para mí.

¿Qué tal la cobertura?

Hoy tenemos 2.000 antenas. Unas propias y otras de
emplazamiento compartido. Además tenemos acuerdos con Movistar, Vodafone y Orange para compartir toda la antena. Vamos a mirar dónde tenemos más tráfico y donde sea rentable pondremos más cobertura. Si queremos 150 emplazamientos en un sitio y Telefónica nos da el 75%,
por ejemplo, iremos a Vodafone y Orange a pedir el resto. Así conseguimos más cobertura. Vamos a cerrar el año
con el 50% de la población cubierta.

Para cuando no se tiene cobertura por ninguno de esos métodos, mantienen un acuerdo con Vodafone y han cerrado otro con Movistar para que las llamadas pasen por sus redes. ¿Seguirán con ambas?

Continuaremos con las dos. Si tenemos cobertura (con antena propia o compartida con otro operador), el cliente seguirá en nuestra red. Si no, el cliente utilizará la antena más cercana de Vodafone o Movistar, salvo en algunos segmentos, como por ejemplo en datos en el que vamos a priorizar las antenas de uno sobre otro.

El Gobierno ha sacado a consulta pública la posibilidad de redistribuir frecuencias. ¿Interesados?

Estamos muy interesados. Queremos competir en las mismas condiciones que tienen los demás y tener cobertura en 900 megahertzios (banda donde están Telefónica, Vodafone y Orange) es mucho más barato  para desplegar antenas.

Pero entonces tendrán que hacer frente a nuevas inversiones. ¿Cambiarán el plan anunciado por Telia a los accionistas?

Sí. Si captamos frecuencias de 900 tendremos que poner nuevas infraestructuras. Esto es mucho más importante en nuestra estrategia. Si captamos nuevas frecuencias, cambiaremos nuestros planes de inversión. France Télécom ha retirado su oferta por TeliaSonera, matriz de Yoigo.

¿Ve otra oferta posible?

Lo que ha dicho el presidente de TeliaSonera es que si no hay otras ofertas somos muy fuertes para continuar
solos. Es el Estado de Suecia quien quiere vender su parte, no la compañía quien quiere venderse.

¿Y la venta de Yoigo?

Esos rumores los tendremos siempre. Es también un
reconocimiento a que lo hacemos bien. El accionariado es muy estable. Estamos dentro del plan de inversiones de 1.000 millones en cinco años.