Archivo de Público
Sábado, 19 de Julio de 2008

Del Bosque: "No tengo ningún contacto con Raúl"

El nuevo seleccionador promete rectitud, pero advierte de que no marginará a nadie por llamarse Raúl o Guti

PEPE GARCÍA-CARPINTERO ·19/07/2008 - 14:06h

ÁNGEL MARTÍNEZ - Del Bosque reflexiona durante la entrevista.

El aterrizaje en un lugar desconocido siempre es extraño. El nuevo inquilino abre la puerta de su nueva casa y examina con detenimiento cada rincón de la morada. Como si se tratara de un arqueólogo, busca restos de anteriores propietarios que le den pistas de sus trayectorias, vicios, filias y fobias. Así se desenvuelve Vicente del Bosque (Salamanca, 23 de diciembre de 1950) en su nuevo despacho de Las Rozas. Habituado al viejo estilismo de sillones de escay de la antigua Ciudad Deportiva blanca, ahora curiosea en la modernidad de la fastuosa Ciudad del Fútbol.

Ya ha pasado un día desde su proclamación como seleccionador. ¿Cómo se siente desde ese sillón?

Me encuentro cómodo. No miento. Estoy en una casa en la que ya conocía a mucha gente que ama el fútbol, por lo que encontrarse incómodo es complicado.

Tres años fuera de un banquillo dan mucho tiempo para la reflexión. ¿Se sentía desconectado de la profesión?

Es verdad que ha pasado ese tiempo, pero no me he notado muy inactivo. Al contrario, creo que te sirve para ver otro tipo de situaciones del fútbol. Podría haber trabajado durante estos tres años, pero no he considerado que fuera idóneo lo que me ofrecían. Para entrenar a un equipo es vital estar ilusionado con el proyecto que vas a acometer y ahora lo estoy.

Dicen sus antecesores que una de las rémoras del cargo de seleccionador es estar desterrado del trabajo diario.

Creo que voy a tener una actividad diaria. ¡Hombre!, es evidente que no voy a tener contacto con los jugadores, que tiene sus diferencias con ser entrenador, pero al fin y al cabo estás todo el día dándole vueltas a lo que es lo mejor para la selección. Eso que lo tenga todo el mundo por seguro.

Se hace cargo de la selección en el mejor momento de su historia...

Sin ninguna duda (interrumpe).

"Si Luis siguiera, a lo mejor no llevaba a los 23 que ganaron la Eurocopa" 
"Me parece elogiable el afecto que ha demostrado Casillas con Luis" 

¿Teme que todo lo que venga sea cuesta abajo?

No. Asumo el cargo sin tener ningún tipo de miedo. Estaría más preocupado si España no hubiera hecho la Eurocopa que ha realizado. De no haber sido así, hubiera encontrado muchas cosas negativas para el fútbol español. Por lo que coger la selección en este momento es un motivo de privilegio. Así es como me siento.

El síndrome de cuartos ha desaparecido y el entorno ya apunta a lo máximo ¿Cuáles son las metas que se ha marcado el nuevo seleccionador?

Tenemos que mirar poco a poco. Sin prisa. Una lectura diferente sería un error. La clasificación para el Mundial es una meta que tenemos que conseguir y luego, ya en Suráfrica, hay que luchar con los mejores para la consecución del título. Pero en principio, el objetivo es clasificarse y disputar la Copa Confederaciones el año que viene por primera vez, que es una competición muy atractiva.

Su nombramiento es algo cantado desde hace meses. ¿Cómo vivió la última semana de la Eurocopa en la que toda España era un clamor con el “Luis, quédate”?

Me lo tomé con bastante tranquilidad. Sabía, viendo los resultados, que Luis Aragonés podría seguir como seleccionador. Había una opinión mayoritaria a favor de que siguiese... pero bueno el fútbol es así. Yo estaba tranquilo. Sabía que la decisión que adoptara la Federación era la mejor.

Pero no me diga que no es extraño ver el grado de implicación que tuvieron algunos jugadores con Luis, más en concreto Casillas.

Iker fue muy claro y a mí me parece estupendo. Él es el capitán de la selección y ha mostrado un afecto hacia su entrenador que me parece elogiable. Me parece muy bien.

¿Le molesta que le vayan a mirar con recelo por su ascendencia madridista?

No creo que sea así. Todos tenemos unos antecedentes que no podemos borrar y, además, es que yo me siento orgulloso de haber pertenecido al Real Madrid tantos años.

Pero cada decisión será mirada con lupa, más con Hierro de director deportivo.

No pasa nada. Lo malo sería que yo tomara partido a favor del Real Madrid por mi pasado. Soy una persona recta y voy a obrar en beneficio de la selección, sin perjudicar ni beneficiar a nadie. Escuchando y después obrando. A Hierro le estoy agradecido.

¿Usted teme que le vaya a perseguir desde el primer día el debate de la vuelta de Raúl a la selección?

No, pero si me persigue, no pasa nada. Ahí está. Siempre van a existir los debates, si no es el de Raúl, será otro. El fútbol es algo vivo que está en todas las tertulias y al final se generan debates que yo entiendo perfectamente. Es un juego periodístico.

¿Esto no le influirá a la hora de una hipotética llamada al capitán madridista?

No. Habrá gente a favor de esa decisión y otros que no. Entiendo el juego y no es mi misión frenarlo. El periodismo está para opinar y analizar. Del Bosque está para trabajar y aguantar, principalmente para trabajar.

Hablando de llamadas, ¿le ha felicitado Raúl?

No. Normalmente, no tengo mucha relación con los jugadores a los que he dirigido. No tengo ningún contacto con Raúl.

Dice que todos van a partir de cero, aunque los campeones de Europa van a tener prioridad en la primera lista.

Tenemos que tener una deferencia con los que han estado en la Eurocopa, pero sin perder de vista otras cosas. Haré lo que crea que es más justo. Tenemos por delante una competición y hay que buscar soluciones.

La idea del nuevo seleccionador es continuar con las líneas maestras desarrolladas por Luis: sistema de los bajitos, contraataque...

Me voy a desviar muy poco de lo que ha hecho el anterior seleccionador. Mi forma de ser y de ver el fútbol puede que sea diferente, pero me imagino, y esto es hablar por hablar, que si Luis estuviera como seleccionador el día 20 a lo mejor no llevaba a los 23 que fueron a la Eurocopa. Iremos cambiando detalles, pero sin desviarnos del camino trazado.

Jugadores que usted conoce muy bien como Guti, ¿tienen cabida en esta selección en la que el mediocampo está con un ‘overbooking’ importante?

Si Guti demuestra que está en plenitud y juega, claro que tiene cabida. Aquí no vamos a marginar a nadie por llamarse Guti. No podemos eliminar a un persona por fobias y si están bien tienen su posibilidad de venir. Y esto no lo digo por Guti, que me cae bien y le he visto crecer desde niño. Pretendo ser lo más justo posible.

"Habrá gente a favor de que llame a Raúl y otros que no; entiendo el juego" 
"Sabía, viendo los resultados, que Luis podría seguir como seleccionador" 

Ahora mismo, ¿cuáles son sus principales preocupaciones?

Nada más me preocupan los seis partidos oficiales que tenemos esta temporada.

España, que últimamente tenía problemas para clasificarse en las fases previas, ¿se puede encontrar con los rivales mucho más a la defensiva?

Al contrario, nos tenemos que beneficiar de todo lo que ha tenido este éxito. Hay una corriente muy favorable a la selección. Ya tengo en mi cabeza cómo van a ser los primeros partidos. La primera norma es clara: respetar al contrario. Es el primer paso y todo deportista lo tiene que hacer.

¿Inglaterra se convertirá en su segunda casa por la gran cantidad de jugadores que allí juegan?

Si tengo que ir, iré. De todas formas allí está Rafa Benítez, que es el entrenador que más jugadores aporta, nuestra relación es sensacional. Si es posible me gustaría tener una charla con todos ellos.

¿Qué es lo que se va a encontrar Luis en Turquía? ¿Qué le recomendaría?

Luis va a encontrar un país fantástico. Se va a sentir a gusto. Parece que tenemos rechazo a un país muy diferente al nuestro, ya sea por costumbres o por otro tipo de cosas. Luis llega a un equipo ganador y seguro que lo va a hacer bien.