Archivo de Público
Sábado, 19 de Julio de 2008

EdF se perfila como el nuevo dueño de Fenosa

Las otras opciones se desinflan mientras el rally siguió en la bolsa

A. M. VÉLEZ ·19/07/2008 - 00:12h

El interés del grupo público ha castigado su cotización.BLOOMBERG

Un día han tardado la mayoría de supuestos candidatos a comprar Unión Fenosa (a la que su máximo accionista, ACS, ha colgado esta semana el cartel de se vende) en desmarcarse de la puja por la tercera eléctrica española. La única empresa que ratificó ayer su "interés" por el "estratégico" mercado español fue la francesa Electricité de France (EdF).

Como el mercado no está para alegrías y la compra implicaría lanzar una opa por el 100% al superar el umbral del 30% (un desembolso mínimo de 13.400 millones de euros, al precio de ayer), la bolsa propinó una bajada del 3,2% a la cotización de la eléctrica gala.

El grupo público francés, que en febrero amagó con opar a Iberdrola (en compañía de ACS, también accionista de la española), está en mínimos desde diciembre de 2006.

Desde que empezó su aventura española (de momento, más en interés teórico que en hechos tangibles), el valor bursátil de la francesa ha bajado un 31%. Aún así, su capitalización sigue siendo monstruosa: vale lo mismo que todas las eléctricas españolas, incluyendo a Iberdrola Renovables.

Ayer, la prensa alemana daba por hecho (sin citar fuentes) que E.ON y RWE no entrarán en la batalla por la eléctrica. Pero, como en el mundo de los negocios las palabras se las lleva el viento (anteayer, Fenosa era la "joya de la corona" para ACS), el mercado no terminó de creérselo, porque las dos cerraron con bajadas. Sobre todo, E.ON, la nueva dueña de Viesgo, que cayó un 3,2%, hasta mínimos de agosto de 2007.

Más atrás en las quinielas figuran Gas Natural y Energias de Portugal (EdP), dueña de Hidrocantábrico en España. Por sí sola, ninguna de las dos tiene capacidad para comprar Fenosa, pero podrían hacerlo en alianza. En cualquier caso, el esfuerzo de EdP en renovables ha mermado su músculo financiero. La gasista, tras el fiasco de su opa por Endesa, lleva años buscando integrarse en un grupo de gas y electricidad.

Fuera de ese grupo de candidatos, no quedan demasiados nombres. Hay grupos con liquidez sobrada, pero su irrupción en España sería, cuando menos, políticamente incorrecta ( es el caso de la rusa Gazprom o la argelina Sonatrach). ACS ha dicho esta semana que la venta de Fenosa se haría de acuerdo con la política energética del Gobierno.

Precedente

El último precedente de una operación fue la venta de British Energy. El Gobierno británico declaró el concurso desierto, después de considerar insuficiente la única oferta (de EdF, precisamente).

ientras, Fenosa continuó ayer con su rally alcista. Subió otro 8,38% y cerró la semana con una revalorización del 33%, que le sirvió para recuperar los niveles de marzo pasado.

Un quebradero de cabeza menos para Florentino Pérez, presidente de la constructora (dueña de un 45% de la eléctrica), que, por primera vez desde que entró en Fenosa (en septiembre de 2005), acumulaba minusvalías.

En una jornada de subidas generalizadas, la constructora también repuntó (2,2%). Iberdrola, también subió, un 2,7%. Si vende Fenosa, ACS podría usar parte del dinero para reforzarse en ella.

Los otros aspirantes

Cuando compró Viesgo, E.ON advirtió de que no iba a quedarse ahí. Mientras, a finales de los noventa, la también alemana RWE intentó, sin éxito, comprar Hidrocantábrico.

La alianza hispanolusa entre EDP y Gas Natural sería una buena opción. Ninguna parece poder afrontar en solitario una compra en efectivo.

Cuando ACS compró a Santander su participación en Fenosa, se impuso a un grupo de empresarios gallegos. La Xunta vería con buenos ojos una reedición de ese intento de regalleguizar la eléctrica. Pero Manuel Jove, fundador de Fadesa y con liquidez de sobra, no está por la labor.