Archivo de Público
Viernes, 18 de Julio de 2008

Estalla la guerra en el foro Ermua

El presidente de la asociación, Iñaki Ezkerra, desconvoca la asamblea de mañana a la espera de una auditoria sobre las cuentas 

MARÍA JESÚS GÜEMES ·18/07/2008 - 20:44h

"Mi voz está secuestrada dentro del Foro Ermua", dice el escritor Iñaki Ezkerra y actual presidente de la asociación cívica. La organización atraviesa una de sus mayores crisis desde que Mikel Buesa, su anterior líder, dimitiera con todo su equipo al decidir sumarse a Unión, Progreso y Democracia, el partido de Rosa Diez.

Mañana domingo estaba convocada una asamblea para elegir una nueva junta directiva. Ya se hablaba de la presentación de dos candidaturas con listas compuestas por 10 personas. A Ezkerra le acompañaban, entre otros, Antonio Aguirre, Nerea Alzola y Marimar Blanco.

En la otra se contaban nombres como el de la vicepresidenta de la institución, Inma Castilla de Cortázar, o los de María José Delclaux, Ricardo Benedí, Fernando García Capelo...

Pero ayer mismo la situación dio un vuelco. El presidente decidió desconvocarla. En virtud de su posición y de un informe que había solicitado a sus abogados, Ezkerra explicaba que ésta no tenía razón de ser.

Contaba a Público que desde que llegó al cargo -hace nueve meses- no había hecho otra cosa que pedir las cuentas y que precisamente los directivos que habían promovido la celebración del cónclave para tratar de tomar las riendas eran los mismos que se las ocultaban.

En el dictamen jurídico se remarca que durante su gestión, Ezkerra "ha podido comprobar distintas anomalías" y que habiendo acudido, en concreto, a la segunda del organigrama, -es decir a Castilla de Cortázar- ésta no le aclaraba nada. Por eso el escritor vasco le reprocha su falta de transparencia. Y, a continuación, también se lamenta de que ella y un nutrido grupo se hayan amotinado para echarle. "Me han llegado a difamar", explica.

Claves de la nulidad

El informe jurídico le sirve también para denunciar que el procedimiento por el que se convocó la asamblea fue "nulo de pleno derecho".
Primero porque fue el secretario y no él quien lo hizo y es una función que le corresponde estatutariamente.

Segundo, porque tanto él como el resto de los miembros de la Junta tienen un mandato de cuatro años y dentro de las causas para el cese no existe ninguna que se le pueda aplicar. "Se está pretendiendo una revocación de facto", especifica el documento.

Tercero, por la carencia "del quórum" necesario. Los acuerdos deben ser adoptados por la mayoría de los asistentes. Mientras los abogados estiman que no la hubo, para los contrarios si que se impuso la opinión mayoritaria. Estos son algunos de los puntos que se recogen y que dan lugar a una conclusión: que la decisión adoptada se realizó de forma "precipitada" y "abusiva".

¿Dónde queda el espíritu de Ermua?

Las tensiones internas pueden terminar provocando que la institución que nació a los siete meses del asesinato por ETA del concejal del PP Miguel Ángel Blanco, estalle por los aires.

Separación

Ezkerra se atrinchera. Y pide que la asociación Foro Ermua se desvincule de la Fundación Papeles que lleva su nombre. "No debe existir confusión", dice. Explica que siempre que ha intentado que se esclarecieran las relaciones entre ambas se ha topado con "confrontación o resistencia".

"Hay una gran opacidad", comenta. A su juicio es porque Castilla de Cortázar y también Fernando García de Cortázar son sus patronos. "Lo que les otorga un poder extraordinario", afirma. Habrá asamblea, según Iñaki Ezkerra, pero después de una auditoría externa.