Archivo de Público
Viernes, 18 de Julio de 2008

Piepoli y Riccò, expulsados del Saunier Duval

EFE ·18/07/2008 - 12:04h

EFE - El ciclista del equipo español Saunier Duval, el italiano Riccardo Ricco, (d), es conducido al interior del autobus de su equipo por los gendarmes.

Nimes (Francia), 18 jul (EFE) Los ciclistas italianos Leonardo Piepoli y Ricardo Riccò han sido hoy expulsados del Saunier Duval por violación del código ético del equipo, según informó el equipo español es un comunicado.

El manager general del equipo, Mauro Gianetti, manifestó que, tras unas indagaciones realizadas por él mismo ayer, ha perdido la confianza en los ciclistas italianos, y por eso el contrato de ambos ciclistas queda rescindido desde hoy.

El veterano Leonardo Piepoli ha exhibido durante esta temporada un gran estado de forma, pues fue decisivo en el segundo puesto que Riccò conquistó en el Giro de Italia y durante el Tour ha realizado un gran papel, que rubricó con su victoria en la etapa reina de los Pirineos, que terminó en Hautacam y en la que entró delante de su compañero Juanjo Cobo.

Riccò, de 24 años, fue esta temporada segundo en el Giro de Italia tras Alberto Contador, y en el Tour, con las victorias en Superbesse y en Bañeras-de-Bigorre, se estaba consagrando como el mejor escalador italiano de los últimos años e, incluso, empezaba a ser comparado con Marco Pantani.

"El propio Riccò juró delante de mí sobre la cabeza de su madre que jamás habría recurrido a ninguna práctica ilícita para mejorar su rendimiento", declaró Gianetti, quien se siente engañado por dos personas en las que depositó su confianza.

En el Saunier Duval, comenta Gianetti, siempre se han preocupado de que los ciclistas actuaran con el máximo rigor ético.

"Nos sentimos víctimas de la irresponsabilidad de quienes, con la detestable intención de mejorar su rendimiento, ponen en riesgo las inversiones de los patrocinadores y el puesto laboral de decenas de honestos trabajadores", declaró el responsable del Saunier.

Los responsables de la formación sienten amargura y comprenden la reacción del director general del Tour de Francia, Cristian Prudhomme.

"Hemos vigilado a nuestros ciclistas con el máximo escrúpulo posible -explicó Mauro Gianetti- pretendiendo de ellos, en cada ocasión y circunstancia, una conducta recta y deportivamente intachable".