Archivo de Público
Viernes, 18 de Julio de 2008

La bolsa se decide por las pérdidas y el Ibex cae el 0,85% a mediodía

EFE ·18/07/2008 - 09:07h

EFE - Imagen del mercado de valores madrileño.

La Bolsa española se decidía a mediodía por las pérdidas tras un comienzo de sesión titubeante y su principal indicador, el Ibex-35, retrocedía el 0,85 por ciento y perdía la cota de 11.600 puntos.

A las 12.00, el principal indicador de la bolsa española, el Ibex-35, perdía 98 puntos, el 0,85 por ciento, y se situaba en 11.543 unidades.

El Índice General de la Bolsa de Madrid, con todos los sectores en negativo, excepto Petróleo y energía, caía el 0,76 por ciento.

La práctica totalidad de los 35 valores que componen el Ibex-35, excepto Unión Fenosa e Iberdrola, cotizaba en rojo a mediodía.

Las dos eléctricas, con repuntes del 8,60 y del 0,12 por ciento se beneficiaban del anuncio de ayer de ACS sobre la posible venta de su participación en Fenosa, para consolidar su posición en Iberdrola.

ACS, que posee el 45,3 por ciento de Ubnión Fenosa y el 12,7 por ciento de Iberdrola (un 5 por ciento en derivados), perdía el 2,77 por ciento.

El elevado volumen de negociación de Unión Fenosa, más de 130 millones de euros, contribuía a mitigar el tirón bajista de los "pesos pesados del mercado", que sufrían caídas del 3,35 por ciento para Endesa, del 2,06 por ciento para Repsol, del 1,07 por ciento para Santander, del 0,87 por ciento para Telefónica, y del 0,34 por ciento para BBVA.

No obstante, los mayores descensos del selectivo eran para Acciona, con el 6,05 por ciento, y Sacyr, con el 4,31 por ciento.

En el mercado continuo destacaba la caída de Colonial que perdía el 8,89 por ciento.

Las bolsas europeas acusaban el repunte del precio del barril de brent, que superaba los 133 dólares, y sufrían caídas del 0,24 por ciento en Fráncfort, del 0,73 por ciento en París, del 0,84 por ciento en Londres, y del 0,85 por ciento en Milán.

A las 12.00, el mercado continuo había negociado algo más de 300 millones de títulos por un valor de 3.800 millones de euros, de los cuales 200 correspondían al Santander, 140 a Telefónica, y 131 millones a Unión Fenosa.