Archivo de Público
Viernes, 18 de Julio de 2008

Francia detecta un vertido de uranio en el sureste del país

En el mismo departamento donde hace 11 días hubo un escape de 74 kilos de uranio

PÚBLICO.ES / EFE ·18/07/2008 - 11:18h

Con el debate nuclear en pleno apogeo, uno de los países que la defienden con más ahínco, Francia, está sufriendo algunos problemas derivados de la amplia presencia de centrales nucleares en su territorio.

Sin ir más lejos, la Autoridad de Seguridad Nuclear (ASN) francesa ha detectado vertidos radiactivos en una fábrica explotada por una filial del gigante nuclear francés Areva, en Roman-sur-Isère, en el mismo departamento del sureste de Francia donde hace 11 días hubo un vertido de 74 kilos de uranio.

La fuga, causada por la ruptura de una canalización, "no tiene impacto sobre el medioambiente", señaló ASN al explicar que el uranio detectado es de sólo unos cientos de gramos.

Según la radio France Info, tres inspectores de la ASN se encuentran en la fábrica desde esta madrugada.

El incidente es el segundo desde el pasado 7 de julio en Francia, donde ayer fue despedido el director de la fábrica "Socatri" de Areva en la central nuclear de Tricastin por los "errores" cometidos tras el vertido de 74 kilos de uranio.

Falta de coordinación 

La empresa admitió que "la falta de coordinación" entre sus equipos de trabajo y explotación estaban en el origen del incidente.

La presidenta de Areva, Anne Lauvergeon, tiene previsto visitar hoy la zona, en medio de un ambiente tenso debido a la inquietud de la población local.

Según las medidas realizadas por el Instituto de Radioprotección y Seguridad Nuclear (IRSN), los 74 kilos de uranio terminaron disueltos en varias corrientes de agua, pero desaparecieron con rapidez.

Sin embargo, esos mismos análisis permitieron descubrir en la capa freática próxima de la central de Tricastin una inquietante polución nuclear de origen y antigüedad desconocida.

El ministro de Ecología, Jean-Louis Borloo, anunció el jueves que Francia va a verificar el estado de las capas freáticas próximas a todas las centrales nucleares.

Según la red "salir del nuclear", además de las 19 centrales nucleares explotadas por la compañía EDF, Francia está sembrada de sitios nucleares operados por Areva, CEA o Andra.

A diferencia de otros países europeos, Francia ha apostado por la energía nuclear para disminuir su dependencia del petróleo. En el último año, el Gobierno francés ha firmado acuerdos de cooperación en la energía nuclear civil con casi una decena de países en desarrollo.