Archivo de Público
Viernes, 18 de Julio de 2008

La australiana Qantas despedirá a 1.500 empleados

El precio del petróleo lastra su actividad. A pesar de todo, no cancelará sus pedidos de los nuevos Airbus 380 y Boeing 787

EFE ·18/07/2008 - 07:49h

No sólo en España pasan apuros las líneas aéreas. Si anteayer era Spanair la que anunciaba más de 1.000 despidos, hoy la aerolínea australiana Qantas anuncia que prescindirá de 1.500 trabajadores para recortar gastos por los crecientes precios del combustible.

Qantas también canceló su plan para contratar a 1.200 nuevos empleados y congelará el sueldo a los directivos después de que sus perspectivas de crecimiento para el presente año fiscal se redujeran a cero desde el ocho por ciento inicialmente estimado.

Dixon explicó que la compañía aérea tomó la decisión para combatir la crisis mundial en el sector de la aviación por la carestía del petróleo, que la semana pasada superó por primera vez en su historia los 147 dólares por barril.

Para asegurar el futuro, según la compañía 

Con esta iniciativa, Qantas protegerá sus restantes 36.000 puestos de trabajo, y mantendrá su posición competitiva para poder volver a crecer cuando la situación mejore en el futuro, según el jefe de la aerolínea.

Pero la compañía aérea no anulará sus pedidos para adquirir nuevos aviones, como el Airbus A380, y el Boeing B787, más eficientes en el consumo de fuel, y comenzará en noviembre un vuelo directo entre Sídney y la capital argentina de Buenos Aires.

Cerca del 35% de los gastos de Qantas se destinan ahora al combustible, y la cantidad se verá incrementada en 2.000 millones de dólares en los próximos doce meses, según datos de la empresa.

El recorte de plantilla no será bien recibido por los empleados de Qantas, cuyos ingenieros llevaban en huelga desde hace tres semanas para pedir un aumento salarial, antes de suspender el paro por la visita a Australia del Papa Benedicto XVI.