Archivo de Público
Jueves, 17 de Julio de 2008

Los condenados absueltos por el Tribunal Supremo comienzan a salir de la cárcel

Abdelilah El Fadual El Akil, Mohamed Almallah Dabas y Basel Ghalyoun, condenados a nueve años de cárcel el primero y a doce los otros dos, ya están en libertad

EFE ·17/07/2008 - 20:58h

EFE - Abdelilah El Fadual El Akil y Mohamed Almallah Dabas ya están en libertad.

Abdelilah El Fadual El Akil, Mohamed Almallah Dabas y Basel Ghalyoun, condenados a nueve años de cárcel el primero y a doce los otros dos, ya están en libertad tras la absolución de este jueves del Tribunal Supremo. Pese a que Basel Ghalyoun ya abandonado la prisión, se encuentra retenido ya que pesa sobre él una orden de expulsión.

A las 17.30, Abdelilah El Fadual El Akil, abandonaba la prisión de Albolote, en Granada. Abdelilah El Fadual ha salido del centro penitenciario en compañía de otra persona, con la que ha marchado en taxi. El Fadual, de nacionalidad marroquí, fue condenado inicialmente a una pena de nueve años de prisión por un delito de colaboración.

Por su parte, Mohamed Almallah Dabas, que el pasado mes de octubre fue condenado por la Audiencia Nacional a 12 años de prisión por pertenencia a organización terrorista, ha abandonado en un taxi, sobre las 20.00, la cárcel de Villena, tras ser absuelto por el Tribunal Supremo por falta de pruebas.

Además,  Basel Ghalyoun, condenado por su relación con los atentados del 11-M, ha abandonado también esta tarde la prisión de Pontevedra tras quedar anulada su pena por el Tribunal Supremo, pero permanece retenido en Comisaría ya que sobre él pesaba una orden de expulsión

Estos tres condenados en el juicio por los atentados del 11-M, más Raúl González Peña "El Rulo"- han sido absueltos por el Supremo al no encontrar pruebas suficientes que acrediten su participación en la masacre ni los delitos por los que habían sido condenados en primera instancia.

Falta de pruebas 

En el fallo de Mohamed Almallah Dabas, el Supremo sostiene que, si bien ha quedado acreditada la "inclinación" de este sirio nacionalizado español hacia determinadas ideas violentas propias del islamismo radical, así como sus contactos, más o menos intensos, con otras personas que pudieran participar de las mismas, no se ha podido demostrar su integración en un grupo terrorista.

"Los datos disponibles igualmente podrían demostrar que los miembros de la organización terrorista trataban de captar al recurrente, sin que se haya demostrado que lo hubieran logrado", asegura la sentencia.

Mohammed Almallah Dabas trabajaba como técnico de lavadoras y conocía a Ghalyoun, que también ha sido absuelto, porque le había alquilado una habitación en una vivienda de su propiedad, en la que el presunto autor material de los atentados había coincidido con Fouad El Morabit, que también residió allí.

Además, él fue uno de los diez condenados por la Audiencia que comenzaron a principios de noviembre en prisión una huelga de hambre en protesta por las penas impuestas por el tribunal, ya que las consideraban desproporcionadas.

El TS ha confirmado también hoy la absolución de Rabei Osman El Sayed, "Mohamed El Egipcio", que cumple condena en Italia por un delito de pertenencia a organización terrorista, y ha ratificado las penas de prisión para 17 de los 21 condenados en el juicio por los atentados del 11-M.

Además, ha condenado a uno que había quedado sin cargos, el asturiano Antonio Toro, que ahora se enfrenta a una pena de cuatro años de prisión por tráfico de explosivos.

Libre pero retenido por una orden de expulsión 

Basel Ghalyoun, condenado por su relación con los atentados del 11-M, ha abandonado también esta tarde la prisión de Pontevedra tras quedar anulada su pena por el Tribunal Supremo, pero permanece retenido en Comisaría ya que sobre él pesaba una orden de expulsión.Este ciudadano de origen sirio había sido condenado por la Audiencia Nacional a 12 años de prisión por pertenencia a organización terrorista.Pese a quedar en libertad, Basel Ghalyoun está retenido en la Comisaría de Policía de Pontevedra ya que pesaba sobre él una orden de expulsión del país por encontrarse en situación irregular.

Ghalyoun abandonó la prisión de A Lama a las seis y media de la tarde, y a su salida ya le esperaban los agentes para conducirlo hasta las dependencias policiales.