Archivo de Público
Jueves, 17 de Julio de 2008

"Estoy en contra de regular y controlar Internet"

David Weinberger, Co-autor de ‘The cluetrain manifesto’. Este investigador está considerado un gurú de la Red 

BLANCA SALVATIERRA ·17/07/2008 - 21:30h

David Weinberger, ayer, en Madrid. GABRIEL PECOT

David Weinberger (Nueva York, 1950) es un tecnólogo que, pese a su dilatada experiencia como analista de Internet, no tiene todas las respuestas. Quizás porque ha asistido a la revolución de la Red desde sus orígenes y es consciente de que, en ese mundo, hay muy pocas cosas inamovibles. Weinberger, co-autor de The cluetrain manifesto (1999) explicaba en este libro visionario que la Red estaba cambiando la forma en la que los usuarios se comunicaban; hoy ya es un hecho que ellos tienen el poder al margen de las empresas. El sistema en el que un poderoso habla para una masa de individuos sin posibilidad de expresión ya no existe. Weinberger ha estado en Madrid en una conferencia organizada por la compañía Buongiorno para presentar Blinko, su nueva red social móvil. 

¿Cree que las empresas se han percatado del poder de Internet?
No, la mayoría de ellas sólo están empezando a darse cuenta. Pero sí empieza a notarse un cambio fundamental. Hasta ahora, las compañías controlaban sus productos y la opinión que podían tener de ellos los usuarios. Ofrecían sólo la información que querían en el momento elegido por ellas. Eso es algo que ya ha cambiado, aunque no se den cuenta.

Se habla mucho de las redes sociales, ¿son conscientes los usuarios de la intimidad a la que renuncian cuando exponen parte de su vida?
Creo que sí son conscientes de que pierden parte de su intimidad, pero no sé si saben hasta qué punto. Es un tema difícil, porque la noción de intimidad es distinta para cada persona. Hay cosas que antes eran consideradas íntimas que ahora ya no lo son. Es muy parecido al concepto de intimidad en la vida real. Cuando tienes una conversación en un sitio público debes ser consciente de que puede haber extraños que escuchan tus palabras. Lo mismo sucede en las comunidades on-line. Lo importante es crear el nivel de etiqueta por el que las personas que no son cercanas no cotilleen sobre conversaciones que les son ajenas. Ese nivel aún no se ha alcanzado en la Red. Por ejemplo, las compañías consideran lícito espiar las páginas de sus empleados en las redes sociales y nunca se les ocurriría interceptar sus conversaciones telefónicas.

¿Cree que los usuarios empiezan a abandonar herramientas como los blog para utilizar otros sistemas más privados?

«La noción de intimidad es distinta para cada persona»

En Internet todo es válido, no hay que descartar ninguna herramienta de comunicación. Probablemente los blog no sigan creciendo al mismo ritmo que lo han hecho hasta ahora, pero seguirán ahí. Siempre hay un momento de explosión y después las cosas se estabilizan.

¿Los usuarios serán capaces de crear formas de comunicación distintas a las de ahora?
Es un proceso interminable. Los usuarios siempre crearán nuevas formas de estar en contacto con otros. Es la propia historia de Internet, en la que los internautas siempre han inventado nuevas técnicas, un proceso que no acaba nunca y una de las cosas más sorprendentes de la Red. Siempre habrá alguna persona en un garaje remoto a la que se le ocurrirá una idea, en 24 horas la colgará en su página web y, de pronto todo el mundo la descubrirá y empezará a utilizarla.

Hay algunas compañías que camuflan sus campañas publicitarias en vídeos creados por los usuarios, ¿qué le parece esa forma de marketing?
Se trata de un abuso de confianza, es un engaño y hace que la gente pierda confianza en Internet y se vaya erosionando todo lo que tiene de bueno esta potente herramienta. El mercado tendría que castigar este tipo de prácticas y estas empresas deberían arder en el infierno.

¿Internet ha cambiado la forma de hacer negocios o ha mantenido la estructura piramidal?

«Los blog no seguirán creciendo al mismo ritmo»

La Red ofrece la posibilidad de rediseñar los negocios tal y como se han entendido tradicionalmente. Pero algunos optan por mantener la estructura de siempre, aunque sea menos interesante. Internet abre unas opciones que a nadie se le hubieran ocurrido antes de que existiera. Por ejemplo, el hecho de crear en cinco años la Wikipedia, la mejor enciclopedia del mundo, sin tener detrás a una editorial, hubiera sido inimaginable.

¿Existe una regulación suficiente sobre los contenidos que los usuarios suben a YouTube?
Estoy en contra de que se intente regular y controlar Internet y abogo porque sean los usuarios los que, de alguna manera, consigan prevenir que se coloquen cierto tipo de contenidos inadecuados. YouTube decide en principio publicarlo todo, y retira vídeos sólo cuando hay un problema de derechos de autor. Prefiero que la empresa lo cuelgue todo a que sean sólo algunas personas las que decidan qué es lo que puedo ver y lo que no. Por lo demás, la página está sujeta a las mismas normas y la misma regulación que cualquier otra empresa, y tendrá que actuar en consecuencia.

¿Los libros digitales y el sistema Kindle [el dispositivo para lectura digital de Amazon] sustituirá al papel?

«La lectura digital generará una nueva cultura»

No sé si el Kindle llegará a sustituir a los libros de papel, pero sí lo hará una versión mejorada del mismo, igual que la televisión ha sustituido en gran medida a los cines. Seguirá habiendo libros clásicos, pero quizás más centrados en el coleccionismo. Cuando exista un dispositivo en el que se pueda leer bien y de forma cómoda el papel se planteará como una desventaja. Existen las notas a pie de página, pero después hay que ir a buscar esas anotaciones a una biblioteca. Esas incomodidades desaparecen con Internet. Cuando la lectura digital se haya extendido nos permitirá plantearla como una actividad global, y se generará una nueva forma de cultura. La Wikipedia es la prueba viva de que cuando todos los usuarios en la Red se unen para crear algo no hay ningún proyecto en papel que pueda igualarla.

¿Y cree que el éxito de la Wikipedia puede volver a producirse, por ejemplo, con Knol, de Google?
Sí, cualquier buena idea puede llegar a tener éxito. Pero también hay que tener en cuenta que cuando algo se ha hecho tan popular como la Wikipedia y la gente se ha acostumbrado tanto a utilizarlo se crea una barrera para que otros alcancen el éxito.

¿La educación clásica ha muerto? Usted en algún momento ha dicho que con Internet no será necesario memorizar nada...

«Los buscadores tienen el poder de las antiguas bibliotecas»

Desde que se inventó la escritura se ha tendido a externalizar el conocimiento. Platón ya anunció que la escritura nos iba a hacer perder la facultad de la memoria. Eso es algo que ha preocupado siempre, pero tenemos que estar muy agradecidos de que ciertas herramientas nos permitan disponer del espacio mental suficiente para poder pensar en lo importante. No sé si eso otorga un poder específico a los indexadores de información. Lo que sí sé es que no les da un poder distinto al que han tenido los sistemas de educación tradicionales o las bibliotecas. La gente se queja de que los buscadores les arrojan miles de resultados, muchos irrelevantes, pero no puedes quejarte de eso y a la vez de que los buscadores tienen mucho poder.

Redes sociales específicas para el teléfono móvil

Pablo Oliveira y Silva

En poco más de cuatro años el uso de las redes sociales móviles se multiplicará por diez. 500 millones de personas las utilizarán a diario en 2012, lo que se resume en uno de cada cinco usuarios según la empresa de servicios móviles Buongiorno. Esta compañía presentó ayer Blinko (blinko.com), una red social diseñada específicamente para móvil. Para Mauro del Rio, fundador de Buongiorno, el futuro de las redes sociales móviles no está en adaptar las que ahora existen en el ordenador sino en crear nuevas que sean capaces de exprimir las posibilidades distintivas del teléfono móvil. El objetivo, más personal que el que se aplica en redes como MySpace o Facebook, es que el usuario sólo tenga en ellas a sus amigos más cercanos, a la vez que contenidos que sean de su interés. La clave de estos sistemas se encuentra, según Del Rio, en la creación de sistemas que funcionen con inmediatez y, sobre todo, que se estandarice un precio adecuado para los usuarios. Las cifras señalan que las redes sociales en los móviles son un paso lógico: el parque de teléfonos triplica al de ordenadores y el mercado de llamadas y mensajes cortos ha comenzado a decaer.