Archivo de Público
Jueves, 17 de Julio de 2008

Franco Battiato: Maestro de pop nada solemne

El compositor italiano conquista a un público intergeneracional en su concierto de Madrid  

VÍCTOR LENORE ·17/07/2008 - 20:54h

EFE - Battiato, en un momento del concierto.

La vida sigue igual. Recuerdo haber visto en directo a Franco Battiato hace tres o cuatro años. Su repertorio y estilo escénico apenas ha variado desde entonces. Tampoco nadie se lo ha pedido; como dice el refrán anglosajón: “Si algo no está estropeado no hay necesidad de arreglarlo”. Comenzó su carrera a comienzos de los setenta y desde entonces ha creado un amplio catálogo de canciones que sobrevive tan fresco.

¿El secreto de su encanto? Sabe hablar de conflictos vitales muy serios sin ninguna solemnidad. Sus melodías suenan sencillas y ligeras. Su forma de cantar nunca es tensa: más bien recita emocionado, en trance o con media sonrisa en los labios. Además domina el tempo de una actuación: comienza con lo mínimo y poco a poco va añadiendo elementos hasta la explosión de alegría final.

El concierto también tiene sus momentos cuestionables. A ratos se abusa de las bases pregrabadas, los arreglos de cuerda reproducidos vía teclado e incluso salta alguna voz femenina traída de casa en lata. No parece aceptable en un concierto cuya entrada no es barata. Tampoco está justificado el cameo en varias canciones de Mab, un trasnochado grupo de rock femenino. Incluso interpretan solas un mediocre himno que sirve al maestro para tomarse un descanso. Estos pequeños deslices no empañan un concierto notable, fresco y entrañable, que reivindica a un grande de la canción pop europea.

En la segunda pieza deja claro que puede enganchar sólo con su voz y una bonita línea de piano. En La stagione dell'amore da un poco de rabia que la cante en castellano en vez de en italiano (es como ver una película doblada). En todo caso, reconforta ver la elegancia que despliega sobre el escenario y también echar un vistazo alrededor y comprobar que ha convocado a gente de todas las edades. El año pasado, sin ir más lejos, La Cultural Solynieve (supergrupo indie granadino) hizo una preciosa versión de Personalitá Empírica. No hay duda: Battiato sigue muy vivo.