Archivo de Público
Jueves, 17 de Julio de 2008

EEUU se plantea enviar diplomáticos a Irán

Estudia abrir una sección de intereses, similar a una embajada.

PÚBLICO ·17/07/2008 - 19:38h

Condoleezza Rice dijo que EEUU "está decidido a llegar al pueblo iraní".

Estados Unidos está planeando abrir una sección de intereses norteamericanos en Teherán -un tipo de representación diplomática que no es formalmente una embajada pero cumple las mismas funciones-, según el diario británico The Guardian, que sostiene que la Administración norteamericana anunciará esta decisión el mes próximo.

De cumplirse este pronóstico, ésta sería la primera vez en treinta años que Washington envíe diplomáticos a Irán, país del que está ausente desde que en 1979 un grupo de estudiantes afines a la revolución dirigida por Jomeini asaltara la legación diplomática de EEUU y tomara como rehenes a 66 norteamericanos durante 444 días.

Aunque el retorno del personal diplomático estadounidense a Irán depende de la aprobación de las autoridades iraníes, el camino parece estar expedito.

Así lo indicó a principios de esta semana el presidente Mahmud Ahmadineyad, que aseguró que no se opondría a la apertura de esta oficina. Irán, aseveró, está a favor de cualquier medida que pueda impulsar las relaciones entre los dos países.

Gestos de distensión

Dado que Teherán sí tiene una sección de intereses en Washington parece además inviable que las autoridades iraníes puedan negarse a la apertura de una oficina similar por parte de Estados Unidos.

Una sección de intereses no es una garantía de buenas relaciones. EEUU tiene una en La Habana desde 1977, y eso no ha servido para reducir los conflictos. Sí es útil en los asuntos relacionados con los visados. Ahora los iraníes interesados en viajar a EEUU deben desplazarse a Dubai.

Las declaraciones de Ahmadineyad no han sido la única señal positiva o al menos de una mejor disposición de las partes de los últimos días.

El miércoles, la Casa Blanca anunció que el número tres del Departamento de Estado norteamericano, William Burns, asistirá a las negociaciones con Irán que mañana mantendrán en Ginebra el representante de Política Exterior de la UE, Javier Solana, y enviados de China, Rusia, Francia, Reino Unido y Alemania.

En un análisis de Laura Rozen, publicado también por 'The Guardian', esta decisión no se interpreta como un cambio de postura de EEUU, sino más bien como un gesto de amplio alcance "simbólico" hacia Irán.

De las declaraciones del propio Burns, la analista deduce que la posición de Estados Unidos - condicionar las negociaciones directas con Teherán y la suspensión de las sanciones a la suspensión total e inmediata del programa de enriquecimiento de uranio- no ha variado sustancialmente.

En realidad, la decisión de asistir a la reunión de Ginebra obedece, para Rozen, a la intención de Estados Unidos de tratar con Irán "como parte de una coalición internacional unida" y haciendo frente común con sus aliados.

Para apoyar esta tesis, la autora cita a Philip Zelikow, ex asesor de la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, que sostiene que el representante norteamericano en las negociaciones internacionales con Irán, se limitará a "reforzar" el mensaje de EEUU. Un mensaje que "no ha cambiado", en espera "de una respuesta iraní".

La NBA invita al equipo iraní de baloncesto a Utah

La NBA, en colaboración con el Departamento de Estado norteamericano, ha invitado al equipo nacional iraní masculino de baloncesto para jugar una liguilla de verano de seis días en Utah, la tierra de los mormones.

Los iraníes jugarán cuatro partidos y además podrán asistir a los entrenamientos de la NBA, como parte de su preparación para los Juegos Olímpicos.

Estados Unidos denosta al régimen de los ayatolás, pero quiere ganarse a su gente. La apertura de una oficina de intereses en Teherán facilitaría a los iraníes conseguir visados para Estados Unidos