Archivo de Público
Jueves, 17 de Julio de 2008

La juez mantiene la imputación contra Duarte y Patricia Rojo en el caso de Estepona

El edil y la gerente de urbanismo han sido acusados de prevaricación y cohecho

EUROPA PRESS ·17/07/2008 - 14:05h

La titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Estepona (Málaga), Isabel Conejo, encargada del caso 'Astapa', ha mantenido la imputación contra el edil de Urbanismo, Rafael Duarte (PSOE) y con la gerente de Urbanismo, Patricia Rojo, por los delitos de prevaricación y cohecho; aunque no les ha impuesto medida cautelar alguna a ninguno de los dos, según informaron fuentes judiciales.

Duarte, al que inicialmente se le imputaría además un delito de omisión del deber de denunciar, llegó a los juzgados poco antes de las 09.30 horas para comparecer ante la instructora de la causa que se sigue por la presunta corrupción urbanística municipal, quien lo citó hoy, después de que éste ya prestara declaración como imputado ante los investigadores del caso a finales del pasado mes de junio.

En el caso de la gerente de Urbanismo, hija del presidente del Senado, Javier Rojo, fue la primera en llegar al juzgado, sobre las 09.15 horas, en compañía de su abogado; aunque ninguno quiso hacer declaraciones una vez concluyó la comparecencia ante la instructora. La declaración judicial del arquitecto municipal se ha pospuesto hasta mañana.

Más declaraciones

No obstante, para hoy quedan pendientes las comparecencias ante la jueza del director de área de Urbanismo, Juan Manuel Ramos, del trabajador del gabinete de Alcaldía, Francisco Alberto González, al que se le imputan los presuntos delitos de cohecho, tráfico de influencias y falsedad; y del trabajador de la empresa de la Vivienda y ex empleado de la Empresa de Planificación y Desarrollo Urbanístico (Empladus), Héctor Ruiz.

Duarte se ha pronunciado

El abogado de Duarte, Diego Martín Reyes, sí explicó a los periodistas a la salida del juzgado que éste ha prestado declaración como imputado "porque no le era posible en estos momentos, procesalente hablando, hacerlo en calidad de otra cosa" y para tener todas las garantías procesales.

Aunque señaló que hay una "reserva absoluta" sobre lo declarado, puesto que las actuaciones están en secreto, destacó que el fiscal "ha hecho constar, y así ha quedado reflejado en los autos, que no hay que adoptar ninguna medida cautelar respecto a Rafael Duarte, ni siquiera la comparecencia periódica ante el juzgado".

En este sentido, consideró que esa medida "sería absolutamente desproporcionada respecto de las responsabilidades escasísimas, por no decir ninguna, que en el futuro pudieran exigirle", por lo que dijo esperar que "en un tiempo relativamente breve, Rafael quede totalmente exculpado de todo este asunto".

Por su parte, el propio Duarte mostró su disposición "a colaborar" y precisó que fue requerido "para ratificar o retractarme en alguno de los términos en los que declaré en la Policía", al tiempo que agradeció que fueran "de lo más respetuoso hacia mí" y asumió que tendrá "que seguir permaneciendo en la instrucción, para aclarar lo que requieran".

"Mi impresión personal es que existen algunos aspectos a declarar sobre el grado de conocimiento que yo tuviera mientras he estado desempeñando los cargos en el Ayuntamiento de Estepona", afirmó el edil, quien apuntó que "no hay un reproche directo hacia mi propio comportamiento sino un reproche de las cosas que sucedían en el entorno en el que yo desarrollaba mis funciones".