Archivo de Público
Miércoles, 16 de Julio de 2008

Defienden en Colombia el uso de "disfraces" en rescate de rehenes de las FARC

EFE ·16/07/2008 - 09:33h

EFE - Colombia como signatario de los dos protocolos adicionales a la Convención de Ginebra, "en la cual se establece de manera clarísima que no se pueden utilizar los símbolos de la Cruz Roja en actos bélicos", violó un tratado internacional, señaló Pardo.

El uso de "algunos disfraces" en el reciente rescate militar de quince secuestrados en poder de la guerrilla de las FARC no viola principios del derecho internacional humanitario, dijo hoy el director de la oficina de Derechos Humanos del Ministerio colombiano de Defensa, coronel Juan Carlos Gómez.

El oficial sostuvo que "la utilización de helicópteros blancos y algunos disfraces que pudieron tener similitud con organizaciones humanitarias e internacionales para una operación de rescate no es un acto pérfido".

"La intención no hostil, demostrada en el riesgo asumido por los militares de llegar al sitio y sacar a los secuestrados sin armas, descarta de plano la posible tipificación de la perfidia", agregó Gómez en una declaración difundida por los sitios en Internet de las instituciones del sector de Defensa del país.

Más aún, dijo luego, no pudo incurrirse en ello "cuando el resultado de la operación es quince rescatados y dos terroristas capturados".

El oficial aludió a la polémica que se desató hoy en el país por las denuncias sobre el uso del emblema del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en la operación que culminó con el rescate de la ex candidata presidencial colombo-francesa Íngrid Betancourt, tres estadounidenses y once efectivos de la Fuerza Pública.

Los quince fueron rescatados el pasado 2 de julio en las selvas del Guaviare, departamento en el sureste del país, mediante la llamada "Operación Jaque", realizada por efectivos militares colombianos que simularon una misión humanitaria de traslado de los rehenes, algunos de ellos con más de diez años en manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, admitió hoy que un militar, por nerviosismo, lució un chaleco con el emblema del CICR, cuya delegación en Colombia rechazó el uso abusivo de los distintivos del organismo.

El responsable militar de Derechos Humanos señaló que "en el caso de la operación Jaque, el empleo de la estratagema o la simulación de la Operación Especial de traslado de los secuestrados no fue en ningún momento un acto pérfido, toda vez que se engañó al enemigo pero no para realizar una acto hostil".

"No se puede olvidar que en esta operación no se hizo un solo disparo", continuó, e indicó que "los ocho integrantes del equipo de rescate, más la tripulación del helicóptero, iban sin armas, arriesgando su propia vida, siempre pensando en el rescate de los secuestrados".

El coronel sostuvo que puede decirse que "Jaque" fue "una operación especial en el marco de los derechos humanos, ejecutada por militares" ante un caso de lesa humanidad, como el secuestro, y en el que "se puede burlar y engañar al criminal con tal de evitar y dar fin a la comisión de un delito".