Archivo de Público
Miércoles, 16 de Julio de 2008

Solbes: "Los riesgos son de los accionistas"

El vicepresidente del Gobierno no es partidario de que el Estado resuelva los problemas del sector privado. Fernando Martín ganó el año pasado con otra de sus empresas más que todos los trabajadores de Martinsa Fadesa.

Martín ganó más de 85 millones al margen de Fadesa

PÚBLICO ·16/07/2008 - 23:06h

Una vez más, tuvo que salir a dar un aviso a navegantes ante los cantos de sirena que se oían por el naufragio inmobiliario de Martinsa-Fadesa. El vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, advirtió ayer que el dinero público no está para resolver los problemas de las empresas. Solbes consideró "difícil" justificar el uso de los impuestos que pagan todos los ciudadanos para ayudar a empresas con "mala suerte". El vicepresidente añadió que, del mismo modo que obtienen beneficios, "los riesgos los tienen que asumir los accionistas" y dijo que no es partidario de que el sector público resuelva los problemas del sector privado. Lo que, en lenguaje de la calle, se llama "que cada palo aguante su vela".

En una entrevista a Punto Radio, el titular de Economía, explicó que Martinsa Fadesa "ha tomado unos riesgos excesivos" y que el contexto financiero actual "ha hecho que no le fuera posible hacer frente" a los riesgos tomados. Martinsa es una promotora inmobiliaria que ha presentado de forma voluntaria la mayor suspensión de pagos de España (ahora llamada procedimiento concursal) tras no haber conseguido que ninguna entidad financiera le diera ahora un crédito de 150 millones que completara otro de 4.000 millones. En total, su deuda supera los 5.200 millones de euros.

El crédito que no era posible

Martinsa acudió al ICO (Instituto de Crédito Oficial, dependiente del Ministerio de Economía) para pedir ese crédito, que le fue denegado. Solbes reconoció ayer que conocían las dificultades de la empresa y que se le dijo "igual que a otras empresas, que se le echaría una mano en la medida en que fuera posible". El problema, explicó, es que la empresa de Fernando Martín no tenía ningún proyecto (de internacionalización de la empresa u otro) que entrara dentro de las líneas de crédito que puede conceder el ICO, entre las cuales no está financiar "el capital circulante". "De todas formas, el problema no son los 150 millones, son los 4.000", precisó el ministro.

Otras voces del Gobierno, como las del ministro de Industria, Miguel Sebastián, o la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, han apuntado la posibilidad de que el Estado compre suelo para la construcción de vivienda protegida como una fórmula para dar liquidez al sector inmobiliario. Ayudas que las empresas no dejan de reclamar. Y aunque el Partido Popular considera que esta actuación de compra de suelo sería "intervencionista", Inmaculada Rodríguez-Piñero, secretaria de Ordenación del Territorio y Vivienda del PSOE, lo descarta.

La crisis más compleja

Si la situación del sector inmobiliario es crítica, no parece mejor la de la economía en general. Ayer, Solbes señaló que estamos en la "situación más compleja que hemos vivido" por la cantidad de factores que se acumulan. Más compleja que la crisis del 93, aunque cree que "hay solución".

Respecto al crecimiento económico del segundo trimestre, apuntó que habrá crecido entre el 0,1% y el 0,2%, con lo que 2008 podría acabar con un crecimiento cercano al 2%. El vicepresidente insistió en la necesidad de moderación salarial en la actual situación de inflación elevada: "Entre que una empresa cierre o que la subida salarial sea menor, yo opto por la segunda".

Seis filiales van también a proceso concursal

Martinsa-Fadesa ha solicitado el concurso voluntario de acreedores para seis de sus filiales que garantizaron el crédito sindicado que en su origen sirvió para pagar el precio de la OPA sobre Fadesa Inmobiliaria. Según informó la inmobiliaria a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), estas filiales han presentado la solicitud basándose en los mismos motivos que la empresa matriz, es decir, "como mejor modo de evitar un empeoramiento de la situación de crisis". Las seis empresas filiales afectadas por esta solicitud son Jafemafe, Inmobiliaria Mar Plus, Fecler, Inomar, Town Planning Consultores y Construcciones Pórtico.