Archivo de Público
Miércoles, 16 de Julio de 2008

Bruselas propone elevar el precio del tabaco

En España, los cigarrillos subirán un 17,9%. El objetivo de la medida es reducir el consumo y armonizar la fiscalidad 

PÚBLICO ·16/07/2008 - 21:40h

La Comisión Europea (CE) propuso ayer aumentar los impuestos mínimos sobre el tabaco para lograr una reducción del consumo del 10% en los próximos cinco años, así como evitar el contrabando y las compras a nivel intracomunitario.

La subida de la fiscalidad, que debe ser aprobado por unanimidad por los Veintisiete para poder entrar en vigor, encarecería el precio de los cigarrillos en todos los países miembros salvo en Francia, Alemania, Irlanda y Reino Unido, que ya aplican impuestos superiores a los exigidos. Los estados donde más se encarecerá el precio son Polonia (46,8%), Bulgaria (36%), Eslovaquia (35,8%) o Lituania (32,9%).En España, el aumento de los precios sería del 17,9%, con un descenso del consumo previsto del 7,7%, según las cifras de la Comisión.

Las nuevas accisas, o impuestos especiales, deberán ser del 63% del precio de venta de un paquete de 20 cigarrillos (o 90 euros por cada 1.000 cigarrillos), frente al 57% del precio actual de un paquete (o 64 euros por 1.000 cigarrillos). España ya cumple el requisito del porcentaje mínimo, pero deberá subir la cantidad mínima desde los 76,6 euros por 1.000 cigarrillos que aplica en la actualidad a los 90 euros que fija la nueva norma.

El comisario europeo de Fiscalidad, Laszlo Kovacs, afirmó  que el objetivo de esta iniciativa es doble. Por un lado, favorecer un menor consumo de tabaco, ya que “la fiscalidad forma parte de la política sanitaria”.
Por otra parte, la intención es recortar las diferencias de precio de los productos de tabaco dentro de la UE, lo que a su vez contribuirá a luchar contra el contrabando. En el Reino Unido, un paquete de 20 cigarrillos de la marca más vendida cuesta 8,12 euros, y en Letonia 1,19 euros.

Kovacs aseguró que las compras en países de la UE con menores precios y el contrabando “socavan los presupuestos y los servicios sanitarios, y distorsionan el mercado único”. El objetivo de Bruselas es intentar impedir que los ciudadanos compren tabaco en países vecinos donde el precio sea más bajo.

Además, la Comisión propuso también aumentar los impuestos sobre el tabaco de liar, que sufre una fiscalidad hasta un 30% inferior que el de los cigarrillos normales. Mientras que las ventas de cigarrillos han bajado un 10% entre 2002 y 2006, las de tabaco de liar se han incrementado en la misma cifra durante este periodo. “Es importante que el tabaco de liar esté a la misma altura que los cigarrillos confeccionados” con el objetivo de que no haya “una sustitución entre productos”, explicó Kovacs.

En cuanto al tabaco de pipa, su consumo en la Unión Europea ha caído un 50% en los úlitmos diez años.

Aumentan los impuestos, ¿disminuye el consumo?

Según los datos de Bruselas, el consumo de los cigarrillos en la Unión Europea cayó algo más del 10% entre 2002 y 2006. Esta tendencia se debe sobre todo a la evolución en los 15 antiguos estados miembros, donde el consumo cayó un 16%. Durante el mismo periodo, los impuestos especiales aumentaron de media un 33%.Por el contrario, entre los socios de la ampliación el consumo sólo disminuyó un 1%.

La Unión de Asociaciones de Estanqueros de España se mostró de acuerdo con la propuesta presentada por la Comisión, aunque consideró que no se reducirá significativamente el consumo, uno de los principales objetivos de la iniciativa.