Archivo de Público
Miércoles, 16 de Julio de 2008

De Juana se declara en huelga de hambre indefinida

Las razones son "la inadmisible campaña mediática" iniciada en su contra y contra su familia, así como la "política de excepción" que se "impone" a los presos de ETA 

PÚBLICO.ES ·16/07/2008 - 18:55h

José Ignacio de Juana Chaos ha decidido batir todos los records. Se puso en huelga de hambre en dos ocasiones por motivos personales, pese a que los presos de ETA suelen adoptar esta medida sólo siguiendo instrucciones de la banda, y este miércoles lo volvió a hacer, cuando le restan únicamente 16 días para abandonar la cárcel, tras haber cumplido la condena de tres años de prisión que se le impuso por las amenazas que realizó a través de dos artículos del diario Gara.

Hacia las tres de la tarde, después de comer, solicitó una instancia para comunicar oficialmente a la dirección de la cárcel de Aranjuez (Madrid) que había decidido iniciar una "huelga de hambre indefinida ante el acoso mediático, jurídico y penitenciario al que está siendo sometido". La primera comida que se saltó fue la cena.

Es decir, se ha molestado en aclarar que su decisión responde a la información del diario El Mundo que hizo público que cuando sea excarcelado el próximo 2 de agosto será vecino de varias víctimas de ETA. El eco de esta noticia ha provocado incluso el verdadero motivo de su nueva protesta: la Fiscalía de la Audiencia Nacional solicitó el embargo cautelar inmediato del piso del barrio Amara de San Sebastián en el que el recluso tiene previsto vivir.

El Ministerio Público pretende así que De Juana y su esposa, que figura como titular de la vivienda, puedan disponer de ella, seguir vivir allí, pero no puedan venderla. El Ministerio Público sospecha de que sea ella, la mujer del miembro de ETA, la propietaria de la vivienda. La madre de De Juana se la donó en vida a su hija, dejando al margen al preso, y ella se la vendió a Irati Aranzabal. Aparentemente todo es correcto, pero la Fiscalía pretende con esta medida determinar si el objetivo de la donación y posterior venta era evitar que la vivienda fuera considerada patrimonio del terrorista. Si se comprueba que el piso es suyo, será definitivamente embargado y lo obtenido con su venta se destinará a satisfacer las indemnizaciones millonarias a las que en su día fue condenado por múltiples asesinatos por los que cumplió 17 años en prisión. Todavía no las ha pagado porque fue declarado involvente.

"Campaña de intoxicación"

El colectivo de apoyo a los presos de ETA Askatasuna -suspendido de actividades por el juez Baltasar Garzón-, hizo público ayer un comunicado en el que explicaba que De Juana ha tomado esta decisión ante "la inaceptable campaña mediática y de intoxicación y presión" realizada sobre su familia y él mismo, en relación a las noticias aparecidas sobre dónde vivirá cuando quede en libertad, informa Europa Press.

Askatasuna añade que el recluso también ha decidido iniciar la nueva huelga de hambre para denunciar "la política penitenciaria de excepción que se aplica al Colectivo de Presos Políticos Vascos", cuyo objetivo "es castigar de por vida a los reclusos y que se pudran en la cárcel". Según fuentes de la lucha antiterrorista, el etarra fue apercibido por la dirección de la banda por haber tomado de forma unilateral y sin consultar al Colectivo de Presos Políticos Vascos (EPPK, en sus siglas en euskera) sus dos huelgas de hambre indefinidas anteriores.

El comunicado prosigue cargando contra el PSOE, que "está tratando de continuar castigando a Iñaki y su familia con todos los intrumentos en su mano, como el sistema judicial español, que funciona al servicio de la injusticia y de la política de imposición o los medios de comunicación"

"Contra los presos políticos se aplica la cadena perpétua y los principales ejemplos son José María Sagardui, que acaba de cumplir 28 años en la cárcel y otros 28 presos políticos a los que se les ha aplicado" la llamada doctrina Parot "para alargarles las penas tras haber cumplido condenas terribles".

Ésta es la tercera huelga de hambre que mantiene José Ignacio de Juana Chaos desde 2005, cuando empezó a cumplir la condena de tres años que terminará de cumplir el próximo 2 de agosto. Mantuvo la primera 63 días y 115, la segunda.