Archivo de Público
Miércoles, 16 de Julio de 2008

Posible brote de salmonelosis en Gran Canaria

Ya han sido ingresadas seis personas, y podría afectar a más de 70. El origen se ha localizado en una cafetería de la capital en malas condiciones higiénicas

EFE ·16/07/2008 - 16:39h

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha informado de que ha sido detectado un posible brote de salmonelosis en la isla de Gran Canaria, que afectaría a más de 70 personas, seis de las cuales han sido ingresadas en centros hospitalarios.

El origen de este brote ha sido localizado en una cafetería de un centro comercial de la capital grancanaria, cuya actividad fue suspendida unas dos horas después de notificarse los primeros casos, según se indica en un comunicado de la Consejería de Sanidad.

En las próximas horas podrían notificarse a la Dirección General de Salud Pública algunos casos más, ya que el periodo de incubación de la salmonelosis oscila entre 12 y 72 horas.

Los primeros casos de intoxicación se notificaron ayer por la mañana y, por medio de la encuesta epidemiológica, la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias estableció en menos de dos horas el nexo causal con un local situado en un centro comercial de Las Palmas de Gran Canaria.

Cierre de locales

Inspectores del Área de Salud de Gran Canaria se desplazaron hasta el local y, tras constatar las deficientes condiciones higiénico-sanitarias del establecimiento, así como las carencias formativas de sus trabajadores, se decretó la suspensión de la actividad y el cierre del local. De forma paralela fueron alertados todos los centros de salud de la isla de Gran Canaria.

La inspección sanitaria se desplazó también a otro local, propiedad de la misma empresa y situado en otro centro comercial de la isla, cuya actividad también ha sido suspendida por las deficientes condiciones que presentaba.

El alimento implicado en este posible brote de salmonelosis -a juzgar por los síntomas que presentaban los pacientes atendidos- podría ser una salsa, aunque el laboratorio del Área de Salud de Gran Canaria analiza las muestras de alimentos tomadas por los inspectores. Además, se recaban muestras de todos los trabajadores de la empresa con el fin de determinar la presencia de posibles portadores.