Archivo de Público
Miércoles, 16 de Julio de 2008

Montilla esgrimirá las balanzas ante Solbes

El presidente catalán recuerda que ya creó algunos al presidente del Gobierno "y algunos más le crearé" 

FERRAN CASAS ·16/07/2008 - 17:48h

EFE - El presidente de la Generalitat catalana, José Montilla.

José Montilla será leal a Zapatero. Pero no sumiso. El president lo ha proclamado una y otra vez y este miércoles lo volvió a hacer en sede parlamentaria anunciando que ha creado y volverá a crear “problemas” al Gobierno. El próximo reto es la financiación autonómica y, para priorizar la defensa de los intereses catalanes, Montilla tirará de lo que haga falta. También de las balanzas fiscales, que dejan al descubierto un déficit fiscal “excesivo” que Catalunya aspira a reducir.

En la sesión de control CiU hurgó en su compromiso con Zapatero y le echó en cara que su Govern -concretamente el conseller Castells- aceptara que la nueva financiación no se negocie tomando como base las balanzas, que sitúan el déficit fiscal (“expolio” en boca nacionalista) en cifras entre el 6,4% y el 8,7% del PIB. A medio camino entre CiU y Castells, el president afirmó que Pedro Solbes deberá “tener presentes” las balanzas.

Cuando Oriol Pujol le interpeló sobre los “mecanismos de presión” y la predisposición de los diputados del PSC en el Congreso a “dejar caer” a Zapatero garantizó que no lo harán pero aclaró que él está “dispuesto” a crearle problemas (“lo he hecho y lo seguiré haciendo”) en pro de los intereses catalanes.

El Govern congela sueldos

Montilla había comparecido en un pleno extraordinario sobre la crisis por la mañana. El tripartito y CiU coincidieron en pedir mejor financiación como medida para paliar la crisis. El president anunció medidas como congelar los sueldos de altos cargos o la contención de gastos corrientes de la Generalitat y las contrataciones. 

Y si Catalunya quiere mejorar la financiación en un contexto de crisis, a ella apeló Ana Mato, del PP, para en la línea del expresidente González afirmar que “no es buen momento para revisar el modelo”. Avisó contra mezclarlo  con la “frivolidad” de las balanzas. El PP valenciano afirmó que el problema no son las balanzas sino el Estatut y el extremeño instó a Guillermo Fernández Vara (PSOE) a “plantar cara” a Zapatero.

Son mentira

El debate subía de tono, pero Solbes hacía votos para que las balanzas no se utilicen como “arma arrojadiza”.  Des de la comunidades beneficiadas por el sistema, la junta de Castilla la Mancha aseguró que las balanzas fiscales son “una mentira” y el vicepresidente gallego Anxo Quintana (BNG) las tildó de “tendenciosas”. 

El nuevo modelo debería pactarse el 9 de agosto

- De forma oportuna o no, las balanzas fiscales se han dado a conocer esta semana con cinco semanas de retraso sobre lo comprometido por Zapatero. Las cifras llegan en pleno debate sobe la financiación y, por tanto, tendrán gran impacto y condicionarán la negociación. El Estatut establece que los ejes del nuevo modelo  (que deberá hacerse extensivo  a las comunidades de régimen común) deben estar el 9 de agosto, al cumplirse dos años de su entrada en vigor.

- Para los partidos catalanes la fecha tiene valor aunque  se entendería un retraso “razonable”. Pero el ministerio de Economía se lo toma con más calma pese a que para ese día espera haber echo una propuesta. La reunión del Consejo de Política Fiscal del próximo martes dará más que pistas.

- Uno de los caballos de batalla será la revisión de los mecanismos de nivelación (el reparto del dinero que las autonomías aportan al Estado). La Generalitat de Catalunya, por ejemplo, dispone de menos dinero por cápita que otras autonomías que tienen una renta más baja, como Extremadura.