Archivo de Público
Miércoles, 16 de Julio de 2008

La SGAE deberá levantar las restricciones territoriales a la venta de música por Internet

La Comisión Europea obliga a la gestora y otras 23 entidades a eliminar de sus contratos una cláusula que impedía a los autores elegir quién gestionará sus derechos en otros países 

AGENCIAS ·16/07/2008 - 16:18h

La Comisión Europea obligó hoy a la Sociedad General de Autores (SGAE) y a otras 23 sociedades de gestión colectiva de derechos de autor de la UE a eliminar las restricciones territoriales que imponen en sus contratos de venta de licencias para difundir música por Internet, por cable o por satélite. Estas restricciones impiden que un usuario comercial, por ejemplo una televisión por satélite, pueda obtener una licencia que cubra varios Estados miembros y le obligan a negociar con la sociedad nacional de cada Estado miembro.

El Ejecutivo comunitario exigió además que se supriman las cláusulas que impiden a los autores escoger una sociedad de gestión de derechos distinta a la de su Estado miembro. Ambos tipos de cláusulas vulneran, según Bruselas, la legislación comunitaria que prohíbe los cárteles y las prácticas comerciales restrictivas.

Esta práctica restrictiva "atentaba contra las leyes comunitarias de competencia" y su erradicación permitirá a los autores elegir libremente las sociedades que se harán cargo de sus derechos más allá de las fronteras nacionales, según ha precisado el portavoz comunitario de Libre Competencia, Jonathan Todd.

La decisión, que entra hoy mismo en vigor, permitirá no obstante que las compañías mantengan su sistema actual de acuerdos bilaterales con sociedades de otros países.

Sin sanciones económicas 

Bruselas ya abrió en 2006 un expediente a la Confederación Internacional de Sociedades de Autores y Compositores (CISAC), al considerar que el contrato modelo que utilizan para la gestión de derechos vulneraba la legislación.

Tras esta advertencia, las compañías mostraron "cierta voluntad" para adaptarse a las peticiones de Bruselas, y en algunos casos eliminaron las cláusulas restrictivas de los contratos, por lo que la Comisión ha descartado imponer sanciones económicas.

A partir de ahora, las sociedades no podrán incluir en sus contratos la cláusula de afiliación, que impide a los autores elegir quién gestionará sus derechos en otros países y cambiar de sociedad gestora.

La decisión "no afectará a la potestad de las sociedades para cobrar por los derechos que les pertenecen en sus propios países"

Además, las sociedades habrán de eliminar las cláusulas de restricciones territoriales, que no permiten ofrecer licencias de explotación de derechos más allá de las fronteras nacionales, y conceden la exclusividad de dichas licencias a una sociedad.

No obstante, la decisión anunciada hoy "no cuestiona la existencia de los acuerdos de representación recíproca, ni afectará a la potestad de las sociedades para cobrar por los derechos que les pertenecen en sus propios países", según destacó el portavoz.

Competencia 

Con esta medida, Bruselas pretende favorecer la competencia en el sector, pues prevé que las sociedades de gestión de derechos reduzcan sus costes administrativos e incrementen la calidad y eficacia de sus servicios.

Por su parte, los autores disfrutarán de unas condiciones contractuales que les permitirán "unos mayores ingresos por sus derechos, al poder recibirlos de más de un país", señaló Todd.

Asimismo, la decisión favorecerá la difusión cultural por cable, satélite e internet, ya que ofrecerá al público "una elección más amplia de autores con ingresos más amplios", según afirmó la comisaria europea de Competencia, Neelie Kroes, en un comunicado.