Archivo de Público
Miércoles, 16 de Julio de 2008

Enterrado el vigilante muerto en el atraco de El Viso del Alcor (Sevilla)

EFE ·16/07/2008 - 08:42h

EFE - Compañeros y amigos portan el feretro con los restos de Jerónimo Luna, el vigilante muerto en un atraco este martes en la localidad sevillana de El Viso del Alcor, camino del cementerio de San Fernando de Sevilla, donde fue enterrado.

El vigilante de seguridad que resultó muerto en el atraco de ayer en la localidad sevillana de El Viso del Alcor ha sido enterrado hoy en el cementerio de San Fernando de Sevilla, una vez realizada la autopsia al cadáver y oficiado un funeral con asistencia de numerosos compañeros.

Parte de estos compañeros han portado el féretro de Jerónimo Luna, de 48 años, entre muestras de dolor de la familia -deja viuda y dos hijos- y la expectación de los medios de comunicación.

Jerónimo Luna murió como consecuencia de un disparo del atracador, mientras que su compañero herido por cinco disparos, Diego C.P., de la misma edad, se recupera en el Hospital de Valme de Sevilla.

Las Fuerzas de Seguridad del Estado buscan al atracador que, a bordo de una motocicleta, realizó no menos de seis disparos para robar la saca de dinero que portaban los dos guardias jurados camino de un coche blindado y que contenía cien mil euros.

Fuentes cercanas a la investigación dijeron a Efe que se siguen varias pistas y que contaban con la descripción -de lejos- del delincuente: baja estatura, a bordo de una moto de gran cilindrada, y que vestía una cazadora de cuero con un dibujo amarillo.

Las mismas fuentes dijeron que no podían confirmar o desmentir si había sido localizada la motocicleta.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 11:00 horas de la mañana de ayer en la calle Real de El Viso del Alcor, cuando los dos vigilantes trasladaban unas sacas con dinero a un furgón blindado, y fueron disparados por un individuo desde una motocicleta, que logró darse a la fuga con el botín.

Jerónimo Luna falleció a las 13.45 horas de ayer en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde se encontraba internado tras recibir un tiro en el abdomen, y a la espera de una intervención quirúrgica para cortarle la hemorragia.