Archivo de Público
Miércoles, 16 de Julio de 2008

El SESCAM dice que denunció en abril a la empresa del enfermero detenido en Ciudad Real

EFE ·16/07/2008 - 10:34h

EFE - En la imagen, un enfemero pone una inyección a una paciente.

El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) ha asegurado hoy que el pasado mes de abril denunció ante la Fiscalía a la empresa SEDCAM, creada por un enfermero del Hospital de Ciudad Real, al comprobar que se lucraba ofreciendo tratamientos y gestiones propias del servicio público sanitario.

El SESCAM ha dado a conocer la presentación de la denuncia una vez que hoy se ha informado de la detención por parte de la policía de un enfermero del Hospital General de Ciudad Real por los presuntos delitos de estafa e intrusismo profesional por prescribir, sin tener potestad para ello, un tratamiento por un importe de casi 40.000 euros que no llegó a recibir la paciente.

El detenido había creado una empresa ficticia, denominada 'SEDCAM', y había abierto una cuenta en una entidad bancaria en la que los familiares de la paciente ingresaron 24.796 y 14.864 euros en concepto de los medicamentos prescritos.

El SESCAM ha explicado hoy que en abril denunció a la citada empresa por presunto delito de estafa y contra la propiedad industrial, utilización ilícita de marca para fines comerciales, por publicidad engañosa y por perjuicios para el interés público.

A finales de 2007, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha recibió una reclamación de un ciudadano en la que refería sentirse engañado por una persona que, utilizando una empresa que se hacía llamar "SEDCAM", ofertaba la realización de gestiones relacionadas con el servicio sanitario público regional.

Incluso llegaba a ofrecer entre sus servicios el adelanto de citas para intervenciones quirúrgicas y consultas con el especialista, así como la tramitación de expedientes de bajas laborales.

A la vista de esta reclamación, los Servicios Jurídicos del SESCAM realizaron una comprobación de licencia para el desarrollo de las actividades ofertadas e, igualmente, el uso de la marca que aparecía en la publicidad distribuida por esta supuesta empresa.