Archivo de Público
Miércoles, 16 de Julio de 2008

Wayne Shorter y Herbie Hancock ofrecen una velada de jazz con mayúsculas

Dos leyendas vivas deleitan al público de Mendizorroza en una noche inolvidable

EFE ·16/07/2008 - 01:29h

EFE - El pianista estadounidense Herbie Hancock, ganador de dos premios grammy, durante su actuación en la segunda noche de la XXXII edición del Festival de Jazz de Vitoria-Gasteiz.

La 32 edición del Festival de Jazz de Vitoria ha hecho coincidir esta noche en el escenario de Mendizorroza a dos leyendas vivas del jazz como Wayne Shorter y Herbie Hancock, quienes han ofrecido una velada de jazz con mayúsculas.

El saxofonista Wayne Shorter ha ofrecido esta noche en Vitoria un concierto muy especial con un toque artístico, caracterizado por la improvisación, en el que han brillado todos los músicos que le acompañaban, en especial el batería Brian Blade.

Shorter ha ejercido de guía espiritual del grupo y el resto de solistas, Danilo Pérez al piano, John Patitucci al contrabajo y Brian Blade a la batería, han seguido su estela sin perder la frescura y la libertad que ha caracterizado su actuación.

Ha sido una sesión con mucha energía y con un diálogo permanente entre los músicos. Ellos mismos han vibrado y han contagiado su fuerza al público.

La segunda parte de la sesión de esta noche del Festival de Jazz de Vitoria ha tenido otro protagonista estelar, el pianista Herbie Hancock, quien repite en Vitoria.

El cartel de esta noche, con dos leyendas vivas del jazz que nunca antes habían coincidido en un escenario de Europa, ha llenado prácticamente el pabellón de Mendizorroza.

Hancock ha saludado al público con algunas palabras en castellano y ha empezado con un tema con mucha fuerza, plagado de fusiones electrónicas.

Desde el comienzo ha demostrado muchas ganas de hablar y de hacer partícipe al público de lo que estaba ocurriendo sobre el escenario.

Hancock ha actuado acompañado por Chris Potter (saxo), Lionel Lueke (guitarra), Dave Holland (contrabajo), Vinnie Colaiuta (batería), Sonya Kitchell (voz) y Amy Keys (voz).

El de Chicago ha hecho un repaso de sus trabajos de los últimos años, en los que no han faltado canciones de "River", el disco que le ha valido un premio Grammy.

Durante su actuación, en un gesto de reconocimiento hacia Dave Holland, con quien lleva unido por la música desde hace muchos años, le ha presentado en solitario ante el público y le ha brindado un solo.

No ha sido el único solo del concierto de esta noche. Hancock también se ha arrancado con un solo en un tono íntimo y, posteriormente, han hecho lo mismo los distintos componentes de la banda.

Durante la interpretación de su gran éxito "Cantaloupe Island" el saxo Chris Potter ha tenido un problema con el micrófono pero ha seguido tocando, ante los aplausos del público.