Archivo de Público
Martes, 15 de Julio de 2008

El laberinto de los métodos de cálculo de la balanza fiscal

Se usan dos sistemas con mútiples criterios

PÚBLICO ·15/07/2008 - 22:52h

El Gobierno hizo ayer un ejercicio de ambigüedad al no decantarse por un sólo resultado y publicar seis balanzas fiscales; cuatro elaboradas con una mismo metodología (denominada carga-beneficio) y otras dos con el sistema flujo monetario. A su vez, cada uno de los métodos recoge diferentes criterios para calcular el saldo fiscal de cada comunidad. El resultado son seis resultados, aparentemente igual de válidos y son sólo la punta del iceberg porque podría haber muchos más. Pero, ¿En qué se diferencia cada uno?

Carga-beneficio

Este sistema pretende explicar qué efecto producen las instituciones del sector público central en el bienestar de las personas que residen en un determinado territorio. Para ello, mide quién soporta y quien se beneficia del gasto. Su resultado ofrecería el dibujo de la redistribución de los ingresos en el país.

Un ejemplo sería la construcción de 1 km de AVE en la provincia de Soria para el trazado Madrid-Barcelona. El sistema de carga-beneficio imputa (distribuye) de acuerdo con varios criterios: el 50% a Castilla y León porque tuvo beneficios directos durante la ejecución del trayecto (empleo, compra de bienes y servicios, etc...).

Otro 25% lo distribuye entre todas las comunidades autónomas en proporción a su población, ya que entiende que todos los ciudadanos pueden disfrutar en algún momento de la construcción del AVE. El otro 25% restante se imputa también a todas las comunidades autónomas pero esta vez en función del Valor Añadido Bruto (VAB) que es la diferencia entre la producción de bienes y servicios y el consumo intermedio. Por así decirlo, lo que aportan al producto final más allá del coste.

Si la metodología ya es compleja de por sí, se retuerce aún más en función de los criterios seleccionados. Por ejemplo, el reparto del Impuesto de Sociedades es uno de los más discutidos, ya que se puede imputar en diferente proporción a los accionistas y consumidores. Las conclusiones de este método son que Madrid, Baleares y Catalunya, por este orden, son las que más déficit fiscal tienen.

Flujo-Monetario

Este sistema es más simple en su concepto ya que tienen en cuenta el territorio donde se ha desarrollado la actividad económica. Por lo tanto, en el caso del tramo de Soria, Castilla y León sería la comunidad beneficiaria al 100% (pese a que ésa línea no tiene paradas en la comunidad). Por este sistema, Baleares, Catalunya y la Comunidad Valenciana serían las de mayor déficit fiscal.