Archivo de Público
Martes, 15 de Julio de 2008

El CSN busca más fugas radiactivas

El organismo regulador exige un plan de vigilancia a todas las nucleares

PÚBLICO ·15/07/2008 - 21:55h

Vista aérea de la central de Cofrentes. ICJT

El Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) exigió ayer a las instalaciones nucleares en operación la realización de un programa especial de vigilancia radiológica, "ante la notificación de sucesos referidos a contaminación en dos emplazamientos", en referencia a las fugas de partículas radiactivas en Ascó y Vandellós, ambas en Tarragona.

El objetivo, según ha señalado el CSN en un comunicado, es descartar eventuales contaminaciones en las áreas no radiológicas situadas en el interior del doble vallado de los emplazamientos. Ascó I, que ya está ejecutando su propio plan de mejora, no necesitará poner en marcha otro programa especial.

El titular de la central nuclear de Vandellós II comunicó el pasado viernes, 11 de julio, la detección de tierra contaminada con una partícula radiactiva. Dos días después, la empresa confirmó la existencia de otra partícula, ambas ubicadas en zonas próximas al tanque de agua de recarga.

El programa de vigilancia exigido por el CSN a todas las centrales deberá cubrir la totalidad de la superficie del emplazamiento interior al doble vallado, estableciendo una sistemática más detallada y precisa para las zonas identificadas con mayor riesgo de contaminación.

Chequeo en Cofrentes

Por otro lado, el CSN requirió ayer a la central nuclear de Cofrentes, en Valencia, un plan de autoevaluación sobre los sucesos ocurridos en la planta. El plan deberá incluir un análisis causa-raíz, una especie de chequeo de la gestión de toda la organización, desde los ejecutores de las operaciones hasta los niveles de gestión y dirección. El CSN considera necesaria esta autoevaluación tras los incidentes surgidos en los últimos meses en la central y, especialmente, con motivo de las dos prealertas de emergencia de los pasados 8 de abril y 10 de julio.