Archivo de Público
Martes, 15 de Julio de 2008

Nueva casa de acogida en Madrid

Aído y Gallardón construirán un centro integral para mujeres maltratadas

PATRICIA RAFAEL ·15/07/2008 - 21:46h

Atención personalizada.  Apoyo social y asesoramiento jurídico. Formación e inserción laboral. Seguimiento médico y psiquiátrico. Y, sobre todo, alojamiento, que permitirá conjugar la vida privada de la mujer maltratada con el trabajo en comunidad. Siguiendo los principios recogidos en la Ley contra la Violencia de Género, la Fundación José María Llanos construirá en Madrid el primer centro integral de atención a maltratadas tras la firma ayer de un convenio de colaboración con el Ayuntamiento de Madrid y el Ministerio de Igualdad.

Se trata del segundo centro de estas características que se pone en marcha en España tras la aprobación de la ley integral, después de la inauguración en Gijón de la Casa Malva, hace un año. Hasta que entró en vigor la normativa, únicamente funcionaba un centro de características similares en Madrid, gestionado por la Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas.

El nuevo centro, diseñado por el arquitecto José María Pérez, Peridis, estará en el distrito de Puente de Vallecas. El edificio, que empezará a construirse el año que viene, tendrá una veintena de apartamentos para las mujeres que requieran alojamiento.

Formación y empleo

Según explicó ayer el presidente de la Fundación, Laurentino León, las víctimas llevarán a cabo un proceso formativo y educativo que ayude a cada una de las mujeres a encontrar su propio camino. La formación se llevará a cabo bajo los principios de igualdad y respeto mutuo. El aprendizaje estará relacionado con la hostelería, ya que el futuro centro se construirá junto a la Escuela del hostelería del Sur, que pertenece a la Fundación.

La casa de acogida se integrará en la red de atención del Ayuntamiento de Madrid, quien aporta al proyecto un millón y medio de euros. El Ministerio de Igualdad contribuirá con tres millones. Atenderá principalmente a mujeres que residan en Madrid, pero también a las llegadas de otras regiones, así como a sus hijos menores, si los tienen, según explicaron fuentes municipales.

Tanto el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, como la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, coincidieron en señalar que para erradicar la violencia de género “es vital la colaboración entre distintas administraciones y la sociedad civil”.