Archivo de Público
Martes, 15 de Julio de 2008

Ibarretxe: "Supone de hecho suspender el autogobierno"

El lehendakari exige al alto tribunal que falle los recursos antes de dos meses

Público ·15/07/2008 - 21:36h

 

Si la presentación del recurso de inconstitucionalidad contra la consulta fue inmediata tras la publicación de la Ley que la regula en el Boletín Oficial del País Vasco, la reacción del Ejecutivo Vasco tampoco se hizo esperar. El lehendakari, Juan José Ibarretxe quiere que el Tribunal Constitucional se pronuncie respecto al recurso del Gobierno "necesariamente, antes del 15 de septiembre", ya que, según indicó, "esa es la fecha de convocatoria establecida en la propia ley".

El Consejo de Gobierno de Euskadi se reunió de urgencia y, tal y como explicó Ibarretxe ante los medios, acordó dar una respuesta "serena pero firme" a la decisión de Moncloa. Arropado por los principales consejeros del Ejecutivo tripartito, el lehendakari denunció que el recurso contra la consulta es una iniciativa “prepotente y arbitraria” que supone la "suspensión del autogobierno vasco", y aseguró que en el caso de que el TC no tome una decisión antes de dos meses la consulta "perdería toda su vigencia, produciéndose el perjuicio irreparable e irreversible de hacer imposible la celebración" de la misma, "en contra de la voluntad del Parlamento vasco y del derecho a la participación política de los ciudadanos y ciudadanas vascas reconocido en el Estatuto de Gernika".

Advertencias al Gobierno

Si eso no sucede y si el tribunal no levanta la prohibición a que el referéndum se celebre, el Ejecutivo autonómico se reservará "todas las iniciativas legales, sociales y políticas para la defensa del derecho de la sociedad vasca a ser consultada y a decidir el futuro de este país". Así, Ibarretxe recordó al Gobierno socialista que al no ser vinculante, la consulta "tiene plena validez política y democrática para orientar la actuación de las instituciones vascas que la promueven, sin que suponga una obligación jurídica para el Estado".

"Si el Gobierno español mantiene que ‘los vascos no pueden decidir por todos los españoles’, con la misma firmeza y contundencia democrática, el Gobierno vasco manifiesta que ‘los españoles no pueden decidir por los vascos’", advirtió.

Frente al hermetismo de Ibarretxe, el presidente del PNV, Iñigo Urkullu volvió ayer a mostrar su "voluntad de acuerdo" y entendimiento a Zapatero para dar con la solución al conflicto vasco.