Archivo de Público
Martes, 15 de Julio de 2008

‘Salvados por’ cuela a dos farsantes en ‘El Diario de Patricia’

Patricia se tuvo que secar las lágrimas cuando uno de ellos le leyó un poema en el que le describía la tristeza de su supuesta madre tras saber que la presentadora abandonaba el talk show

M. SUÁREZ ·15/07/2008 - 21:21h

PÚBLICO - Risto Mejide criticó gratis el programa

El Follonero la ha vuelto a liar. Y esta vez no se ha topado con la Iglesia, sino con la sacrosanta televisión. Anoche sacó a relucir en Salvados por la tele algunos de los efectos que produce sacar una cámara de televisión en plena calle –¡surge la noticia!– o las consecuencias de la fama efímera de un triunfito al que ya nadie reconoce.

Pero lo más llamativo de esta nueva edición de Salvados por... ha sido comprobar cómo un cuentista se puede infiltrar sin problemas en un programa como El diario de Patricia. De hecho, el Follonero no coló a un farsante, sino a dos, que se hicieron pasar por una pareja que había roto a causa de una adicción al chat.

Sin dientes no hay entrevista

La historia conmovió incluso a la presentadora, que se tuvo que secar las lágrimas cuando uno de los invitados –vestido con una camiseta con las iniciales de Salvados por la tele– le leyó un poema en el que le describía la tristeza de su supuesta madre tras saber que Patricia abandonaba el talk show.

Gracias a este reportaje descubrimos que para poder ir al Diario de Patricia no es conveniente que a uno le falten dientes –es una de las preguntas previas– ni tener causas judiciales pendientes.

Risto Mejide hizo de tibio crítico del programa y El Yoyas –poeta urbano de Gran Hermano conocido por la gloriosa frase “Fayna, hazme un Colacao”– nos explicó cómo vivir de la tele y así evitar tener que ir al tajo.