Archivo de Público
Martes, 15 de Julio de 2008

"La educación aliena el pensamiento"

Gustavo Bolívar, el autor de ‘Sin tetas no hay paraíso’, publica la novela ‘Los suicidas del Monte Venir’ 

MARTA SUÁREZ ·15/07/2008 - 20:37h

público - Bolívar dice que los guiones se escriben con la calculadora en la mano.

Lo fácil es presentar a Gustavo Bolívar como el autor de Sin tetas no hay paraíso, archiconocida novela, guión y serie exportada desde Colombia a España, EEUU, México, Italia, Rusia, India… Pero detrás de quien ideó semejante historia hay un prolífico escritor que en apenas 10 años ha producido siete libros y cerca de 1.600 guiones.

Su interés por la literatura le llegó bien temprano. A los 13 años ganó el concurso de cuentos de su colegio y después se animó a escribir su primera novela, El precio del silencio, que 20 años después adaptó a la televisión y fue todo un éxito en Colombia. Creció en una familia de clase media que no tuvo dinero para mandarle a la universidad. “Mi madre heredó seis hijos y a todos nos tocó rebuscarnos la vida para poder estudiar”.

Él, pese a ser un crítico feroz del sistema educativo, llegó a vender banderas en los estadios para poder pagarse la facultad. Su gran éxito apareció cuando Caracol Televisión decidió emitir Sin tetas no hay paraíso. Y al éxito le acompañaron algunos problemas: la gente de Pereira, donde se desarrolla la trama, fue convocada por el alcalde para protestar por entender que la historia denigraba a las pereiranas, pues las protagonistas –prostitutas– son de esa ciudad. Él trató de explicar que fue allí donde conoció la historia que dio pie a la novela, y de paso preguntó al alcalde si también solía convocar marchas contra guerrilleros, paramilitares o políticos corruptos.

“Nunca me contestó”, recuerda. Para este obstinado escritor, los problemas de Colombia son una verdadera “obsesion”. “La clase política es, en su mayoría, corrupta y soy muy crítico con los violentos ya sean de derechas, izquierdas o narcotraficantes”. Sobre la reciente liberación de Ingrid Betancourt, Bolívar es optimista: “Es un golpe mortal a las FARC”.

Relato social y ficción

El escritor quiere alternar su labor de denuncia –se ha involucrado en protestas contra los asesinatos, los secuestros, el narcotráfico...– con los pasos que está dando hacia la literatura de ficción. De hecho, acaba de pasar del realismo trágico al realismo mágico de Los suicidas del Monte Venir, en la que aparecen unas misteriosas hermanas que ayudan a los suicidas a lanzarse al vacío. Reconoce que al escribirla, le influyó la obra de Gabriel García Márquez, “imprescindible para quienes queremos dejar volar la imaginación sin sentir vergüenza de nada”.

Para poder hablar de los suicidas entrevistó a varias personas que habían sobrevivido tras tirarse desde un puente. “Una de ellas me contó que cuando iba a medio camino hacia el suelo le encontró sentido a su vida y solución a todos los problemas que le impulsaron a saltar. Lo aterrador es que los cuatro entrevistados me contaron la misma historia”, relata.

En Los suicidas del Monte Venir muestra a las protagonistas, las Vargas, como unas mujeres con “la moral y la inteligencia intactas por no haber ido al colegio ni a la Iglesia”. Y se explica: “La educación y las religiones alienan el pensamiento, la creatividad, la moral y la inteligencia. Las Vargas se salvaron de ellos y por eso las muestro en su estado natural”.

Mientras pueda, Bolívar seguirá alternando los guiones que escribe calculadora en mano con los libros en los que “sin que cueste más se puede hacer volar buques, crear sirenas, llegar al cielo y dialogar con muertos".