Archivo de Público
Martes, 15 de Julio de 2008

La prensa británica vuelve a pagar por el caso Madeleine

Once medios de comunicación indemnizarán al primer sospechoso, Robert Murat.

LOURDES GÓMEZ ·15/07/2008 - 19:38h

Desde la desaparición de Madeleine, la prensa británica ha seguido el caso de cerca.

El caso Madeleine desató una guerra mediática que ha terminado perdiendo la prensa británica.

Los padres de la pequeña, Kate y Gerry McCann, recibieron, el pasado mayo, sendas disculpas de dos rotativos del grupo Express por falsedad en la cobertura de la investigación criminal y una indemnización de 700.000 euros por los daños causados.

Ahora llega el turno de recompensar a Robert Murat, sospechoso oficial, al igual que los McCann, de la desaparición de la niña, según la policía portuguesa.

Británico, de 34 años, Murat vive en Praia da Luz, a unos 100 metros del apartamento donde Madeleine dormía la noche del 3 de mayo de 2007. Siempre ha proclamado su inocencia y nunca ha habido pruebas incriminatorias, pero la cercanía a la escena del crimen le convirtió en objetivo de ataques infundados de los medios.

Alentado por el éxito judicial de los McCann, Murat extendió su demanda a once rotativos y una televisión en el mayor pleito por difamación presentado ante el Alto Tribunal inglés. Les acusa de dañar su reputación con falsas alusiones sobre su vida privada y su supuesta implicación en el secuestro o muerte de la niña.

Según trascendió este martes, sus abogados londinenses han alcanzado un acuerdo con los demandados, cuyos detalles se leerán ante el juez el próximo jueves. La suma de la recompensa no se ha desvelado, pero se estima en unos 715.000 euros.

Disculpas en vivo 

Murat tendrá, además, la oportunidad de escuchar en vivo las disculpas de sus difamadores previa a la difusión de sendos mea culpa en las respectivas publicaciones. Es, al menos, un sabroso bocado tras verse enredado en una pesadilla que las autoridades portuguesas se resisten a dar por concluida.

El acuerdo no cubre, al parecer, a los once medios identificados en la demanda: Sky Television, The Sun, News of the World, Daily y Sunday Express, Daily Star, Daily Mail, London Evening Standard, Daily y Sunday Mirror, Metro y The Scotsman. Este último ya ha reconocido las injurias por una serie de "alegaciones difamatorias" contra Murat incluidas en una información titulada: Se cachondea de ser el sospechoso número uno.

Murat todavía pelea contra su consideración de sospechoso. La policía le ha interrogado, ha registrado su vivienda y se ha incautado de tres ordenadores y otros objetos personales, que finalmente recuperó el mes pasado. Esta semana ha roto el cerco indiscriminado de los medios británicos.

Es el primer paso para rehacer su vida, que dio un vuelco cuando el Sunday Mirror insinuó que el vecino de los McCann en Praia da Luz se comportaba de forma sospechosa.

El resto de los medios siguió el hilo, cayendo en un embrollo legal que ahora han de rectificar. Sin un acuerdo extrajudicial, la indemnización conjunta podría haber superado los dos millones de euros.