Archivo de Público
Lunes, 14 de Julio de 2008

El grupo canadiense Bombardier desafía a sus rivales con el proyecto de un avión comercial

EFE ·14/07/2008 - 10:24h

EFE - Fotografía promocional facilitada el 13 de julio por el conglomerado de empresas canadiense Bombardier de su nuevo avión "ecológico" con capacidad para entre 110 y 130 pasajeros, con el que pretende competir con sus rivales Airbus y Boeing. Gracias a un más moderno diseño del motor y a la ligereza de sus componentes, el nuevo modelo consume un 20% menos de combustible que modelos similares. La compañía Lufthansa ha informado de que ya ha encargado 30 aviones, con la opción de comprar otros 30.

El grupo canadiense Bombardier quiere desafiar el control de Boeing y Airbus, los dos gigantes de la industria global de la aviación, con el lanzamiento de un proyecto para desarrollar nuevos aviones comerciales de corto recorrido, informa hoy el periódico "Financial Times" (FT).

La iniciativa, valorada en 3.400 millones de dólares (unos 2.150 millones de euros), contará con ayuda estatal del Reino Unido y Canadá, además de una importante inversión de la industria aeroespacial china, agrega el matutino económico.

La construcción de los aviones 110-130 de la familia CSeries supondrá el mayor proyecto industrial asumido por el grupo canadiense, además del mayor aparato desarrollado por Bombardier.

De esta manera, afirma el FT, el grupo entrará en competencia directa con los aviones más pequeños fabricados por Boeing y Airbus.

El gasto en investigación y desarrollo puede alcanzar los 2.600 millones de dólares (unos 1.645 millones de euros), de los que un tercio estará financiado por Bombardier, un tercio por gobiernos y un tercio por suministradores, con unos 800 millones de dólares (unos 506 millones de euros) adicionales de capital de inversión.

Las alas será diseñadas y montadas en Belfast (Irlanda del Norte), mientras que el fuselaje y las puertas serán desarrolladas y suministradas por Shenyang Aircraft Company.

La cabina será desarrollada por Bombardier, en Canadá, y la aeronave será montada por una nueva planta en Mirabel, cerca de Montreal, informa el FT.