Archivo de Público
Lunes, 14 de Julio de 2008

Summercase, un catálogo 'cool'

El Summercase se asegura entrar en la historia a pesar de su juventud

VÍCTOR LENORE ·14/07/2008 - 22:07h

Sex Pistols, en acción.

Resultaría injusto comparar un festival con dos ediciones a otro a punto de cumplir quince. Hacen falta como poco cinco o seis años para que cuaje la personalidad y el formato de una cita de esta altura. De momento, Summercase es un escaparate de lo más cool del pop y el rock anglosajón. En sólo 48 horas puedes ponerte al día de los grupos que prefiere esa nueva  tribu urbana conocida como “los modernos”.

Con sólo un par de asaltos ya han cosechado un par de pequeñas hazañas: Dotar a Madrid de un festival pop con criterio artístico y el olfato a la hora de repescar veteranos olvidados: el concierto de los irónicos Sparks fue sencillamente espléndido y también OMD dejaron buen sabor de boca a la mayoría de asistentes. En 2008 les toca el turno a The Stranglers, un gran reserva del rock oscuro británico. La contratación de Sex Pistols asegura a Summercase entrar en la historia de la música de este país porque es la primera vez que este mítico grupo nos visita.

Fórmula de puente aéreo

Summercase aportó también la fórmula puente aéreo: conciertos simultáneos en Madrid y Barcelona (hoy adoptada por el festival Benicassim). Como es lógico tienen todas las ventajas e inconvenientes del festival urbano: a cambio de las comodidades de tener una ciudad cerca hay que aguantar a muchos curiosos que se acercan de paseo y no están acostumbrados a las normas de convivencia festivalera.

Al celebrarse en dos ciudades pueden aspirar a mejor cartel. Contratar a un grupo para dos noches en vez de para una te hace más competitivo en el mercado festivalero. Dejando aparte la música, hay algunas quejas persistentes. El público de Boadilla (Madrid) protesta por el polvo que levanta el suelo de arena. También se critica el escaso volumen del escenario grande o que alguna vez en las filas finales no llegue mucho el impacto de la música. Confiemos en la demostrada solvencia de Sinnamon,los organizadores, para resolverlo. Nadie puede negarles que han animado la escena musical del país con un denso tejido de citas que incluye el Wintercase, el Weekend Dance o el Creamfields.