Archivo de Público
Lunes, 14 de Julio de 2008

Rajoy se enfrenta a nuevas batallas internas en los congresos regionales

Los conservadores tienen que celebrar 13 cónclaves autonómicos // Aragón, Asturias, Canarias y Extremadura serán pruebas de fuego por la existencia de varios candidatos 

YOLANDA GONZÁLEZ ·14/07/2008 - 21:23h

Quienes ponían como fecha tope para el cese de las hostilidades en el PP el 23 de junio, día inmediatamente posterior a la celebración del congreso nacional, se equivocaban. Mariano Rajoy, tiene todavía algunos incendios que apagar. A lo largo de este mes de julio y hasta octubre su formación celebrará un total de 12 congresos regionales (el gallego será en 2009). Y en cuatro de estos, los correspondientes a Aragón, Asturias, Canarias y Extremadura, la etapa precongresual no se antoja relajada.

El fenómeno parece contagiado de la situación que se vivió en la cita nacional. Igual que le pasó a Rajoy, en algunas comunidades autónomas han surgido voces críticas que ponen en duda la capacidad del presidente regional de turno para llevar a buen puerto al partido. Creen que ha llegado la hora del relevo.

Como en el PP nacional

Como precedente de lo que a Rajoy le queda por vivir todavía están los ya celebrados congresos catalán, balear y vasco. Parecen no haber cerrado las fisuras que las filas conservadoras presentaban antes de su celebración.

En la dirección nacional del PP señalan que estos congresos nunca están exentos de polémica "pase lo que pase". "Si hay más de una candidatura se dirá que estamos divididos y si hay una sola, se dice que es un congreso a la búlgara".

Si hay algo claro en comunidades como Aragón y Extremadura es que sus congresos supondrán un cambio de cara en la dirección regional del partido. Con la renuncia a presentarse a la reelección de Gustavo Alcade después de que su liderazgo fuera fuertemente cuestionado, los conservadores de Aragón tienen que buscarle sustituto. La línea continuista con la gestión de Alcalde la encarna Antonio Suárez, portavoz en las Cortes de Aragón. Por contra, el presidente del PP de Huesca, Antonio Torres, es señalado como el candidato de la renovación. Mientras, los conservadores extremeños deberán encontrar sustituto para Carlos Floriano, que ya ha anunciado que no tiene planes de de ser el candidato del PP a la Junta de Extremadura.

El ex portavoz en la Asamblea, Javier Casado, es el nombre que suena con más fuerza. Anunció estas intenciones en una rueda de prensa a finales de junio. Pedro Acedo, ex alcalde de Mérida, el eterno aspirante a presidir el PP extremeño, parece ver con buenos ojos esta opción. Al igual que ocurrió en Catalunya, la dirección nacional del PP podría intentar imponer un candidato "oficial" en esta comunidad.

Perder elecciones

Mientras, en Asturias y Canarias han surgido rivales para los actuales presidentes. El canario José Manuel Soria podría tener que enfrentarse,e entre otros candidatos a Larry Álvarez, el portavoz al que destituyó. Y en Asturias, la ex diputada Alicia Sánchez Camacho suena entre las rivales de Ovidio Sánchez.

En las comunidades en las que no se esperan sobresaltos sostienen orgullosas que sólo hay problemas donde se falla electoralmente.