Archivo de Público
Lunes, 14 de Julio de 2008

El CGPJ reclama una reforma del código penal evitar casos como el de De Juana

El portavoz del CGPJ, Enrique López, destaca la necesidad de establecer medidas de seguridad posteriores al cumplimiento de la pena en delitos "como el terrorismo"

EFE ·14/07/2008 - 13:20h

El portavoz del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Enrique López, se ha mostrado partidario de "modificar el Código Penal para establecer medidas post-delictuales de seguridad" ante casos como el de Iñaki De Juana Chaos, que pretende residir en San Sebastián cuando abandone la cárcel de Aranjuez (Madrid) el próximo 2 de agosto.

El portavoz del CGPJ ha subrayado la necesidad de establecer medidas de seguridad posteriores al cumplimiento de la pena en delitos "como éste, de terrorismo", en referencia a la intención de De Juana Chaos de residir en el barrio de Amara de San Sebastián, donde viven familiares de algunas víctimas de ETA, cuando quede en libertad.

López ha destacado que este tipo de medidas, destinadas a defender la seguridad de las víctimas cuando los delincuentes han cumplido su pena en prisión -especialmente, en delitos contra la libertad sexual-, se aplican en países como Alemania, Italia y Gran Bretaña, y ha lamentado que en España "todavía no existan".

Marcos legislativos "vergonzantes" 

Para el portavoz del CGPJ, "en materia de terrorismo, nuestra legislación siempre ha ido por detrás", pues, según él, se han mantenido marcos legislativos "vergonzantes", como el que permitía, hasta 1996, la posibilidad de redimir la pena por el trabajo realizado en el centro penitenciario.

"En materia de terrorismo, nuestra legislación siempre ha ido por detrás"

"En los años ochenta y noventa, todos sabíamos que terroristas condenados por graves delitos y juzgados por ese código penal iban a cumplir sus condenas con marcos de cumplimiento efectivo de 17 ó 18 años, y que, además, cuando salieran no se iba a poder hacer absolutamente nada", ha relatado López.

Según el portavoz del máximo órgano de gobierno de los jueces, "es positivo mantener la línea de las últimas reformas", como la que en 2003 supuso la desaparición de la redención de la pena por el trabajo, y aseguró "el cumplimiento no íntegro pero sí efectivo de las condenas".